O Reino de Galicia

Vivo al lado del mar, // en un pueblo donde perder es lo normal. // Los que pudieron escapar juraron no volver jamás…

Pemitidme que empiece esta historia con la estrofa inicial de la canción “Ferrol” del grupo “Los Limones”, pero creo que refleja de algún modo este sentimiento de derrota continuada que tenemos los gallegos.

La historia la escriben los vencedores, mejor dicho, la manipulan. ¿Por qué digo esto? pues básicamente porque después de mucho leer, investigar y estudiar la historia de Galicia me he dado cuenta de la gran mentira con la que me han contaminado el cerebro en mi etapa de estudiante. El problema de la Educación es que los programas educativos no los hacen profesionales de la historia o de otras materias, sino que son armas políticas de los Ministros para construir imaginarios sociales.

Hace unas cuantas noches no podía dormir y me puse a navegar por internet buscando información sobre el “Reino de Galicia”, a veces es mejor no buscar para no encenderse, me encontré con el blog de un historiador leonés de apellido gallego que casualidades de la vida ya había visto comentar en algunos foros  con el mismo argumento pueril y estúpido, repetiéndolo hasta la saciedad: “seguís confundiendo el Reino de Gallaecia con Galicia”.  La verdad es que con ese argumento tan de peso y con su atoproclamación como “Historiador Experto en El Reino de León” ya lo dice todo. Por ello, le quiero dedicar este humilde resumen realizado “ad hoc” para mitigar sus lagunas mentales y carencias formativas.

Primero: utilizar despectivamente el término Nacionalistas Gallegos es de una mediocridad indescriptible ya que no todos los que defienden la existencia del Reino de Galicia son Nacionalistas, ni tampoco, en el caso Gallego se ha utilizado como un criterio supremacista. Además, para hablar de Nacionalismos en la Península Ibérica hay que tener unos conocimientos mínimos de Historia Política y de Conceptos básicos de los que este historiador adolece. España y Portugal se diferencian políticamente en una cosa: Portugal es un Estado construido sobre una Nación, mientras que España es un Estado construido por la unión de varias Naciones; es más, el resto de las Naciones son Anteriores a la Nación Española ya que provienen de los reinos que precedieron al Reino de España. Por no hablar de la invención de la Nacionalidad Española desde las instituciones franquistas que buscaban la gloria en los reyes Católicos y en Carlos I.

Segundo: a Galicia se le ha robado su historia. Desde los Reyes Católicos se han saqueado todos los archivos y vestigios que pudiesen justificar la importancia del Reino de Galicia. Desde Lafuente a Menéndez Pidal, pasando por el mecanismo propagandístico del franquismo y de su sistema educativo centralista se ha construido una imagen de Galicia como una región marginal, residual y apartada de la historia grandiosa de España. Maticemos estas tergiversaciones de la realidad:

  • Cómo se explica que Galicia fuese un lugar residual cuando por los restos arqueológicos encontrados se constata que desde tiempos remotos estaba poblada, la multitud de asentamientos dejan patente que existía una dispersión geográfica y colonias poblacionales importantes.
  • Cómo se explica que el idioma  fuese más utilizado que el castellano.
  • Cómo se explica la riqueza cultural y artística existente en Galicia desde el s. V al s. XVIII. La evolución del románico y el idioma como uso extendido para la educación y la lírica.
  • Cómo se explica la cantidad de patrimonio medieval existente (Castillos, Conventos, Monasterios, Caminos…)
  • Cómo se explica que la Catedral de Santiago de Compostela fuese el edificio más grande e imponente del mundo Occidental.
  • Cómo se explica que todos los Reyes hasta Alfonso X fueran educados en Galicia.
  • Cómo se explica que hasta hace dos siglos este fuera el territorio más poblado de la Península Ibérica.

Tercero: no se puede confundir Gallaecia con Galicia en cuanto a extensión territorial, ya que la primera comprendía Asturias, territorios de León, de Zamora y el Condado Portugués; pero si en cuanto a nombre y etimología, el terreno mermó pero el nombre, la raíz se conserva en el nombre de la actual Comunidad Autónoma. Gallaecia-Gallecia-Galicia. Rebatir esto es como conducir con el freno de mano puesto.

Cuarto: los Romanos cuando conquistaron la península denominaron a esta zona Gallaecia, posiblemente definiendo la orografía montañosa y la resistencia de sus pueblos (callaecia, callaecus… tierra montañosa) o por el origen galo o indoeuropeo de sus habitantes. Lo que está claro es que dividieron la Provincia en dos : la Gallecia Bracarense(Sur)  y la Lucense (Norte). ¿Qué pasó luego con el Reino de Galicia?

Quinto: con el declive del Imperio Romano llegan a un acuerdo con los Suevos (410) para ocupar el territorio de Gallaecia y seguir perteneciendo al Imperio, esto duraría alrededor de 80 años. Fruto de este convenio se fundaría en Europa Occidental el primer Reino y sería durante estos 80 años el único de carácter cristiano. El Reino de Gallaecia tenía idioma propio, religión propia, rey y organización política propia (s. V).

Sexto: El Reino de Galicia a lo largo de su historia tiene diferentes sedes (Braga, Santiago, Tui, Oviedo y León). Muchas veces se decía para designar el Reino con el nombre de Galicia o con el de la capital donde estuviese en ese momento al Corte Real; por tanto, se podría decir Reino de Galicia o de León en el momento en que la Corte se trasladó allí para estar más cerca de la zona beligerante con los musulmanes. Mientras Gallecia era un Reino, León era una ciudad que le debía su nombre a los romanos por ser un campamento de la Legión.

Séptimo: desmontemos el mito franquista de La Reconquista, los árabes estuvieron en la península durante 800 años mientras que los visigodos no llegaron a los 200. Por otro lado, el Reino de Galicia no fue conquistado por los árabes, es más, en sus diferentes escritos hablan de Gallecia como un pueblo al Norte y beligerante que no pudieron conquistar, se hablaba gallego y era el principal terreno sin musulmanes. Asturias no era el reducto desde el cual se comenzó la mal llamada Reconquista .

Octavo: Alfonso VII Rei de Galicia, a la postre Rei de Castilla y de León, es educado y coronado en Galicia, enterrado en contra de sus deseos en tierras leonesas y no como el hubiese querido, en el panteón Real de la Catedral de Santiago junto con su familia. Por tanto, el Reino de Galicia es anterior a la entelequia del Reino de León y nunca fue un reino dependiente de este último, sino que su corte estaba en esta ciudad.

Noveno: Portugal nace en Guimaraes, posiblemente por una necesidad de la nobleza portuguesa defender sus intereses frente a la Gallega y por la presión de la curia de Braga que veía a Xelmírez como un enemigo centralizador. El propio Alfonso Enriques, primo de Alfonso VII, fundador de Portugal dice que “somos um retalho do Reino da Galiza”; en Portugal se estudia otra historia bien diferente a la tardofranquista que tenemos que estudiar aquí.

Décimo: Los Reyes Católicos y su afán centralizador, su inquina con Galicia y su nobleza son los grandes culpables de parte de esta ocultación histórica. Alguien se cree que las revueltas Irmandiñas fueran simplemente de carácter social, ¿por qué relevaron la nobleza gallega por nobleza castellana?  Posiblemente porque para acabar con un reino lo que hay que hacer primero es destruir sus estructuras de poder. ¿Por qué tal ensañamiento y represión con Galicia después de la Guerra?

Undécimo: El nombre de Reino de Galicia como tal desaparece en 1833 con la división provincial de Javier de Burgos, el afrancesado, a las órdenes de la ninfómana Isabel II.

Duodécimo: tener un león en el escudo no quiere decir nada, aunque el Reino Sueborum tuviese el mismo león que León, la ciudad de Ourense también lo tiene  como otras tantas. El problema está en no saber ni la etimología del lugar donde uno pace.

Por tanto, podríamos decir que la figura Reino de Galicia dura desde el s. V al s. XIX con sus diferentes modificaciones territoriales y cambios capitalinos.

Lo que no entiendo es como todavía tenemos que aguantar que se les siga homenajeando en esta Tierra a los Reyes Católicos con plazas, calles y hostales. Creo que por todo el mal que nos han hecho deberían de eliminarse ya de nuestro día a día.

P.D. No tengo nada en contra de León y sus buenas gentes, al contrario, le tengo mucho cariño y respeto pero tenía que defender la historia de mi pueblo frente a los que fomentan la supremacía y nos tratan de reducto de súbditos con ínfulas nacionalistas.

 

Vivo á beira do mar, // nun pobo onde perder é o normal. // Os que puideron escapar xuraron non volver xamais… 

Pemitídeme que empece esta historia coa estrofa inicial da canción “Ferrol” do grupo “Los Limones”, pero creo que reflicte dalgún modo este sentimento de derrota continuada que temos os galegos.

A historia escríbena os vencedores, mellor devandito, manipúlana. Por que digo isto? pois basicamente porque despois de moito ler, investigar e estudar a historia de Galicia deime conta da gran mentira coa que me contaminaron o cerebro na miña etapa de estudante. O problema da Educación é que os programas educativos non os fan profesionais da historia ou doutras materias, senón que son armas políticas dos Ministros para construír imaxinarios sociais.

Fai unhas cantas noites non podía durmir e púxenme a navegar por internet buscando información sobre o “Reino de Galicia”, ás veces é mellor non buscar para non acenderse, atopeime co blogue dun historiador leonés de apelido galego que casualidades da vida xa vira comentar nalgúns foros  co mesmo argumento pueril e estúpido, repetindoo ata a saciedade: “seguides confundindo o Reino de Gallaecia con Galicia”.  A verdade é que con ese argumento tan de peso e co seu atoproclamación como “Historiador Experto no Reino de León” xa o di todo. Por iso, quérolle dedicar este humilde resumo realizado “ad hoc” para mitigar as súas lagoas mentais e carencias formativas.

Primeiro: utilizar despectivamente o termo Nacionalistas Galegos é dunha mediocridade indescritible xa que non todos os que defenden a existencia do Reino de Galicia son Nacionalistas, nin tampouco, no caso Galego utilizouse como un criterio supremacista. Ademais, para falar de Nacionalismos na Península Ibérica hai que ter uns coñecementos mínimos de Historia Política e de Conceptos básicos dos que este historiador adoece. España e Portugal diferéncianse políticamente nunha cousa: Portugal é un Estado construído sobre unha Nación, mentres que España é un Estado construído pola unión de varias Nacións; é máis, o resto das Nacións son Anteriores á Nación Española xa que proveñen dos reinos que precederon ao Reino de España. Por non falar da invención da Nacionalidade Española desde as institucións franquistas que buscaban a gloria nos reis Católicos e en Carlos I.

Segundo: a Galicia roubóuselle a súa historia. Desde os Reis Católicos saqueáronse todos os arquivos e vestixios que puidesen xustificar a importancia do Reino de Galicia. Desde Lafuente a Menéndez Pidal, pasando polo mecanismo propagandístico do franquismo e do seu sistema educativo centralista construíuse unha imaxe de Galicia como unha rexión marxinal, residual e apartada da historia grandiosa de España. Maticemos estas terxiversacións da realidade:

Como se explica que Galicia fose un lugar residual cando polos restos arqueolóxicos atopados se constanta que desde tempos remotos estaba poboada, a multitude de asentamentos deixan patente que existía unha dispersión xeográfica e colonias poboacionais importantes.
Como se explica que o idioma  fose máis utilizado que o castelán.
Como se explica a riqueza cultural e artística existente en Galicia desde o s. V ao s. XVIII. A evolución do románico e o idioma como uso estendido para a educación e a lírica.
Como se explica a cantidade de patrimonio medieval existente (Castelos, Conventos, Mosteiros, Camiños…)
Como se explica que a Catredral de Santiago de Compostela fose o edificio máis grande e impoñente do mundo Occidental.
Como se explica que todos os Reyes ata Alfonso X fosen educados en Galicia.
Como se explica que ata hai dous séculos este fóra o territorio máis poboado da Península Ibérica.
Terceiro: non se pode confundir Gallaecia con Galicia en canto a extensión territorial, xa que a primeira comprendía Asturias, territorios de León, de Zamora e o Condado Portugués; pero se en canto a nome e etimoloxía, o terreo minguou pero o nome, a raíz consérvase no nome da actual Comunidade Autónoma. Gallaecia- Gallecia-Galicia. Rebater isto é como conducir co freo de man posto.

Cuarto: os Romanos cando conquistaron a península denominaron a esta zona Gallaecia, posiblemente definindo a orografía montañosa e a resistencia dos seus pobos ( callaecia, callaecus… terra montañosa) ou pola orixe gala ou indoeuropeo dos seus habitantes. O que está claro é que dividiron a Provincia en dúas : a Gallecia Bracarense(Sur)  e a Lucense (Norte). Que pasou logo co Reino de Galicia?

Quinto: co declive do Imperio Romano chegan a un acordo cos Suevos (410) para ocupar o territorio de Gallaecia e seguir pertencendo ao Imperio, isto duraría ao redor de 80 anos. Froito deste convenio fundaríase en Europa Occidental o primeiro Reino e sería durante estes 80 anos o único de carácter cristián. O Reino de Gallaecia tiña idioma propio, relixión propia, rei e organización política propia (s. V).

Sexto: O Reino de Galicia ao longo da súa historia ten diferentes sedes (Braga, Santiago, Tui, Oviedo e León). Moitas veces dicíase para designar o Reino co nome de Galicia ou co da capital onde estivese nese momento ao Corte Real; por tanto, poderíase dicir Reino de Galicia ou de León no momento en que a Corte se trasladou alí para estar máis preto da zona belixerante cos musulmáns. Mentres Gallecia era un Reino, León era unha cidade que lle debía o seu nome aos romanos por ser un campamento da Lexión. 

Sétimo: desmontemos o mito franquista da Reconquista, os árabes estiveron na península durante 800 anos mentres que os visigodos non chegaron aos 200. Doutra banda, o Reino de Galicia non foi conquistado polos árabes, é máis, nos seus diferentes escritos falan de Galecia como un pobo ao Norte e belixerante que non puideron conquistar. Asturias non era o reduto desde o cal se comezou a mal chamada Reconquista .

Oitavo: Alfonso VII Rei de Galicia, ao cabo Rei de Castela e de León, é educado e coroado en Galicia, enterrado en contra dos seus desexos en terras leonesas e non como el quixese, no panteón Real da Catedral de Santiago xunto coa súa familia. Por tanto, o Reino de Galicia é anterior á entelequia do Reino de León e nunca foi un reino dependente deste último, senón que o súa corte estaba nesta cidade.

Noveno: Portugal nace en Guimaraes, posiblemente por unha necesidade da nobreza portuguesa defender os seus intereses fronte á Galega e pola presión da curia de Braga que vía a Xelmírez como un inimigo centralizador. O propio Alfonso Enriques, primo de Alfonso VII, fundador de Portugal di que “somos um retalho do Reino dá Galiza”; en Portugal estúdase outra historia ben diferente á tardofranquista que temos que estudir aquí.

Décimo: Os Reis Católicos e o seu afán centralizador, a súa inquina con Galicia e a súa nobreza son os grandes culpables de parte desta ocultación histórica. Alguén se cre que as revoltas Irmandiñas fosen simplemente de carácter social, por que relevaron a nobreza galega por nobreza castelá?  Posiblemente porque para acabar cun reino o que hai que facer primeiro é destruír as súas estruturas de poder. Por que tal ensañamiento e represión con Galicia despois da Guerra? 

Undécimo: O nome de Reino de Galicia como tal desaparece en 1833 coa división provincial de Javier de Burgos, o afrancesado, ás ordes da ninfómana Isabel II.

Duodécimo: ter un león no escudo non di nada, o estandarte do reino sueborum era o mesmo león que o que ten León no seu escudo, a cidade de Ourense e non sei cantas máis.

Por tanto, poderiamos dicir que a figura Reino de Galicia dura desde o s. V ao s. XIX coas súas diferentes modificacións territoriais e cambios da capital.

O que non entendo é como aínda temos que aguantar que se lles siga homenaxeando nesta Terra aos Reis Católicos con prazas, rúas e hostais. Creo que por todo o mal que nos fixeron deberían de eliminarse xa do noso día a día.

P.D. Non teño nada en contra de León e as súas boas xentes, ao contrario, téñolle moito agarimo e respecto pero tiña que defender a historia do meu pobo fronte aos que fomentan a supremacía e trátannos de reduto de súbditos con ínfulas nacionalistas. 

De la Vía XIX a AP-9.

No sé si os lo he dicho pero soy muy fan de los Romanos, de su cultura, de su civilización; aunque no os voy a negar que me hubiese gustado asistir a alguna de las fiestas que daban los Emperadores, mi admiración viene sobre todo por la arquitectura, por esas grandes obras públicas que desarrollaron a lo largo y ancho de todo el Imperio.  El éxito de la romanización viene dado por varios factores: la religión, el ejército, el derecho romano, el comercio, el idioma, la organización administrativa de las ciudades y las vías de comunicación. Los Romanos entendieron que era necesario implementar una red de calzadas, puentes, puertos y canales para que las tropas, las personas, las mercancías y el correo circulasen libremente, llegando a cualquier punto de sus dominios.  Fueron capaces de desarrollar infraestructuras en todas las provincias, sin discriminación, prueba de ello es el legado que se conservamos en Galicia, el patrimonio que sigue teniendo utilidad (puentes, burgas, calzadas…), el que visitamos para admirar (Muralla de Lugo, Campamento da Cibdá, Torre de Hércules…), el que se está descubriendo y  ayuda a desmontar algunas de las mentiras históricas con las que fuimos educados (de Vigo se decía que no tenía importancia en la época Romana y los hallazgos han demostrado lo contrario). Así, entre todo el tejido de calzadas que nos dejaron en nuestra Comunidad podemos destacar la Vía XIX que unía Braga con Astorga cruzando Galicia a través de Lugo, de esta partían otras a Brigantium (A Coruña) y Ourense.

Comparativa Turismo Santiago.gif
Fuente Turismo de Santiago

Actualmente tramos de este trazado se siguen utilizando en diferentes rutas del Camino de Santiago; pero lo más sorprendente es que si nos fijamos en las principales infraestructuras de comunicación para trenes y vehículos que en la actualidad funcionan en Galicia nos daremos cuenta de que se han trazado paralelas a las Vías Romanas. Ese es el caso de la AP-9, la llamada Eixo Atlántico y que discurre paralela a las Vías XIX y XX; vertebrando, en teoría, la Galicia Norte con la Galicia Sur.

Los Romanos consiguieron unir las principales ciudades de Gallaecia y conectarlas con el exterior, unirla con el mundo, haciéndola prosperar y salir de su aislamiento comercial interior, ya que en la costa la situación era otra. Siempre he tenido claro que fueron los únicos que tuvieron un plan concreto de Obras Públicas y Vías de Comunicación para el Finis Terrae. Y lo mejor de todo es que lo ejecutaron, que lo terminaron, algo impensable en nuestro tiempo; ahora se cambian los proyectos, los trazados, los presupuestos y no hace nada (véase AVE o Puerto Exterior de A Coruña).

Durante el Reinado de Carlos III se construyen una serie de Caminos Reales (base de la actual Red de Carreteras Nacionales) que pretendían unir las zonas periféricas con Madrid mediante un sitema “Radial”, ese era el objetivo de este Rey-Alcalde de la Capital, Galicia también tendría el suyo. Pero no sería hasta el s. XIX, durante el Gobierno Liberal, cuando se pondría en marcha un plan contundente de mejora de infraestructuras terrestres. Hasta 1840 las diferentes regiones de España estaban aisladas, algo que no sucedía en otros países, lo que hacía que existiesen economías de proximidad; quizá escudarse en la orografía sea lo más logico, o en las diferentes guerras (la de la Independencia o la Carlista) que destruyeron puentes y demás; pero lo cierto es que el vivir de las rentas coloniales hizo que el país se relajase y no desarrollase ni industria ni infraestructuras. Para que os hagáis a la idea teníamos la décima parte de Red Viaria que Francia.

Los Liberales entendieron que para tener un mercado económico estatal era necesario abolir los impuestos de paso y poner en marcha la unidad aduanera; así como, mejorar las redes viarias. Aunque hubo una notable mejoría resultaron ser insuficientes los 40.000 km de vías ya que tan sólo 16.000 eran de primer o segundo orden. En Galicia sólo se construyeron 2 de primera clase, primero la Vía del Norte que unía Coruña y Ferrol con Castilla y la posterior Vía del Sur que hacía lo propio, dejando la vertebración interior relegada fundamentalmente a vías de cuarta.

No sería hasta 1926 con la Creación, por parte del ministro Benjumea, del Plan Nacional de Firmes Especiales, cuando se vislumbre la necesidad de crear un trazado Atlántico (Tui-Ferrol) y de reforzar las salidas naturales de Galicia por carretera: de Coruña hacia Aturias y la Meseta (por Lugo), de Vigo hacia la Meseta (por Ourense).

Con la Guerra Civil los puentes y las carreteras sufren importantes daños, volviendo a quedar España incomunicada. Para proceder a comunicar interiormente España se cambian las denominaciones de las carreras que dejan de ser de primera, segunda, tercera o cuarta para pasar a ser Comarcales y Nacionales. Pero lamentablemente retrocederíamos un par de siglos para volver a articular España mediante un Plan Radial de 6 Carreteras Nacionales, en Galicia sería la N-VI que uniría A Coruña con Madrid, dejando a la Galicia Sur marginada.

Sin autovías ni autopistas que vertebrasen el interior de Galicia ni la comunicasen con el resto del Estado, con el aumento del tráfico rodado las comunicaciones por carretera eran una odisea. Mientras en Europa la historia de las autovías comienza en los años 20 en España no se construirían, las primeras autopistas/autovías llegan a finales de los 60 y como siempre a Galicia llegarían todavía más tarde, en 1979 (A Barcala) Coruña-Santiago (Norte), en 1981, el tramo Vigo-Pontevedra de la AP-9.

La AP-9 se comienza a construir en 1973 pero hasta el 92 no se podría disfrutar del enlace entre las ciudades de Vigo y A Coruña. Es todo este periodo de tiempo, hasta el día de hoy, se han ejecutado obras de ampliaciones y enlaces con otras vías de conexión en aras de conseguir lo que otras Comunidades tienen desde los años 80.

Pero en realidad el Eixo Atlántico no ha sido más que una mina de oro para las concesionarias que han ido comprando y vendiento la autopista, cada vez por más dinero, traspasandose los pingües beneficios obtenidos de esquilmar con las subidas de tarifas a los usuarios.

AP ) Diario de Ferrol.jpg
AP-9 peaje Fuente Diario de Ferrol

Durante mucho tiempo la conservación ha sido penosa, su firme en mal estado era una constante, la entrada de animales cinegéticos por la mala conservación del vallado… eso si, las tarifas no se modificaban a pesar de no mantener en condiciones la infraestructura.

Los Romanos tenían claro que había que vertebrar el norte y el sur, los liberales que había que suprimir los impuestos de paso, los galegos de hoy que no tiene sentido hacer desunir el norte del sur de Galicia como otraora pretendieron Paco Vázquez y Manoel Soto… ¿Por qué lo políticos no tienen claro que para vertebrar Galicia es necesario que la AP-9 sea rescatada y se eliminen los peajes? Fácil, dinero.

Luego escuchas en la COPE al Alcalde de Redondela abanderando la abolición del peaje de Rande, no critico el fin, ya que considero que el peaje es injusto a todas luces ya que aisla a la cuarta población de la Pontevedra de la ciudad más importante, casi 15.000 personas por la parte de Redondela que son potenciales usuarios de esa vía, que para acceder a Vigo por 6 km. tienen que pagar 0,90 €. Liberizar este peaje sería justo por agravio comparativo con la península de O Morrazo que lo tiene liberalizado desde hace mucho tiempo; sería un gran paso de cara a la eliminación del tráfico rodado por Chapela que actualmente sufre de contaminación acústica y atmosférica debido al trasiego de vehículos. Sería una mejora comercial para el comercio de la Villa y una mejora en la calidad de vida para los residentes que a diario van a trabajar a Vigo, pero sobre todo sería unir Chapela y Redondela con el hospital de referencia (Álvaro Cunqueiro) sin tener que pagar para llegar rápido al médico. Eso si Alcalde, pero… ¿qué ha hecho usted los 7 años que lleva en el poder cuando gobernaban los suyos en “Madrí” y en Santiago? Pues se lo diré yo, NADA. Pero ahora usted se pone delante de la pancarta para ganar votos después de no hacer nada por sus vecinos.

Pero claro estamos en un año PRIMAVERA. Si, este año 2018 es un año primavera. ¿Por qué? pues porque todos los años vísperas de elecciones pasa lo mismo, como en la primavera florecen los capullos. Y esa es la forma de hacer política aquí, desgraciadamente, no tenemos políticos que piensen en clave de país; es más fácil actuar desde el oportunismo y el clientelismo, pero así no se arreglan los problemas de Galicia.

Si tengo que hablar de Políticas Públicas me quedo con los Romanos.