Endulcemos los recuerdos.

Uno de nuestros objetivos cuando creamos Meidingalicia era promocionar y defender la cultura Galega; queríamos hacerlo a través de historias, opiniones y experiencias. Aportar una visión crítica a todo lo que se nos planteaba en nuestro día a día, pero también hablar de las bondades y excelencias de los productos y las personas de esta tierra.  En definitiva demostrar nuestro compromiso e implicación con Galicia, devolverle una parte de lo que nos ha dado.

El marketing actual está enfocado a la generación de contenidos, a la difusión de experiencias y a la prescripción a través de las Redes Sociales por medio de los llamados influencers. Mentiríamos si dijésemos que no pretendemos influir en nadie, mentiríamos si dijésemos que no queremos generar contenidos a través de nuestras historias, mentiríamos si os dijésemos que no queremos prescribir productos y lugares… Pero no os mentimos cuando os decimos que no aspiramos a ser influencer, más que nada porque no me sentiría cómodo prescribiendo a cambio de algo. Decidimos crear contenidos gratis, estamos abiertos a hablar de cualquier cosa que nos guste, que nos ponga y que nos motive sin ningún criterio más que el ocio y la diversión.

Pero todos los proyectos evolucionan y avanzan, te encuentras en tu camino con personas que te sugieren cosas, detectas necesidades y nichos de mercado que se podrían cubrir, entonces es cuando descubres que para promocionar la tierra hay que hacer algo más que juntar letras y enredar en las Redes Sociales.

Fue un tuit de @chamademesimbad (Francisco Castro) el que me hizo reaccionar y por una vez en mi vida tener ganas de aventurarme a crear algo propio y no para otros. Tenía una marca registrada, un neologismo creado a partir de la pronunciación anglosajona del “Feito en Galicia” y me dije: “¿Por qué no hacemos una selección de productos de pequeños productores y artesanos galegos, los promocionamos y los intentamos vender a través de internet?” Eso es defender nuestra tierra también, nuestra marca.

Así, hoy tengo el honor de presentaros a tres nuevos miembros de la familia MEIDIN: el bombón de licor café, el bombón de albariño y el bombón de mora. Tres sabores que marcan momentos de mi vida: la niñez recolectora de moras por los “montes”, la juventud de estudiante Compostelano que se pierde en el Fanco bebiendo vinos, la madurez en las sobremesas con licor café y los amigos en noches eternas perpetradas en tascas, furanchos y “muiños”.

Estos productos son elaborados en Galicia, desde la recepción del cacao, todo el proceso se hace de manera artesanal, respetando las tradiciones chocolateras con más de 100 años de historia. El resultado es una mezcla de sabores tradicionales, hechos manualmente, pero también son el fruto de la vanguardia y la dirección innovadora de nuestra gastronomía.

Los tres bombones se dehacen en la boca, liberando un sabor primario en el paladar, dejando notas y recuerdos  de las materias primas empleadas (licor café, albariño y mora), con un retrogusto persistente que desemboca en un retronasal que desvela la esencia de lo que se pretende: despertar recuerdos en la memoria gustativa, eso es lo que nos provoca a nosotros cada bocado, cada pecado.

Próximamente os iremos contando más novedades que podrás encontrar en LA TIENDA|MEIDINGALICIA.

Javi Maneiro: “Eu SON Armónico”

Tuve el placer de ver actuar muchas veces a Javi Maneiro. Cuando era un chaval me sabía todas las letras de “Heredeiros da Crus”, aquel mítico grupo de los 90 formado por Toñito de Poi, Tuchiño, O Jran Fran y el propio Javi; iba a sus conciertos y saltaba como un loco en la perpetua búsqueda de la liberación de mi exceso de adrenalina juvenil. Luego llegó Jabón Blu y el comienzo de su “giro copernicano”, letras en castellano y un cambio en sus registros musicales. Después de cuatro discos publicados con esta formación y más de 25 años dándolo todo en los escenarios, decidió que era el momento de dar un nuevo paso en su “metamorfosis kafkiana”. Con la publicación en el 2017 de su primer albún “Furtivos” empezaba a dejar claro que había roto con el pasado. Su parte más íntima y madura afloraba en las letras de sus canciones, mostrando su lado más personal en cada uno de los temas.

Maneiro en Capitos
Primer Concierto en Solitario en la Sala Capitol de Santiago

Javi es de esas personas que son de verdad, que a los cinco minutos de hablar con él ya sabes que no tiene cara b. Muchas veces tendemos a prejuzgar a las personas, a valorarlas por su pasado y esto nos condiciona a la hora de ser justos con ellas. Quizás su etapa en Heredeiros le persiga y tengo claro que él se siente muy orgulloso de esa parte de su vida, pero también tengo claro que tiene ganas de seguir evolucionando en su carrera musical. Todos los poetas (para mí los autores de canciones son también poetas) sufren evoluciones en su obra, sin más, el propio Juan Ramón Jiménez definía su evolución poética definitiva como: “¡Oh pasión de mi vida, poesía desnuda, mía para siempre!”. Maneiro también quiere desnudar su música a través de su nueva propuesta.

Como anticipo a su próximo disco tiene pensado regalarnos cuatro o cinco temas “a pelo”, sin más compañía para su voz que: dos guitarras, algún piano y esa geniuna profundidad que acompaña a las letras de sus canciones. Así, el pasado 24 de Junio presentaba Rosa de los Vientos la primera de sus “Canciones Desnudas”. Os animo a ver el videoclip grabado en un marco incomparable (la carretera del Faro de Corrubedo) y con una bailarina de lujo “su rosa bella”  que le acompaña en su camino dejando el Faro a sus espaldas, quedando patente el marcado simbolismo entre los dos elementos que sirven para guiar a los marineros en sus viajes: la luz del faro y la rosa de los vientos. Este es el inicio de una nueva marea, de un nuevo disco.

ROsa de los vientos
Imagen de Rosa de los Vientos

Me confieso fan, me costó creer, pero ahora consigo entender a la persona y al artista. Todo comenzó después de escuchar su colaboración con Iván Ferreiro (Gracias Salva por la recomendación) en la versión que hacen juntos del tema Lágrimas Felices (Furtivos 2017) Luego vino el programa de Calleja, ese vuelo que hizo junto a él por la Ría de Arousa, Corrubedo y Riveira con el que logró emocionarme. Y finalmente… Esta conversación ha conseguido que termine de descubrir a un tremendo artista que se oculta dentro de una gran persona. Hoy he vuelto a escuchar Furtivos y no hay punto de comparación.

Javi es de O Conchido (donde estaba la Onza de Oro y después la “fábrica do cheiro”), en a Pobra do Caramiñal, pegado al mar muy cerca del Valleinclanesco Pazo da Mercé (donde solía colarse con sus amigos para jugar entre las cosas antiguas). Criado en el mar, en ese mar que tanto le ha dado y quitado (quedó huérfano de padre en su niñez como otros muchos hijos de marineros). Se emociona al recordar los cuentos que su padre le contaba antes de dormir, historias inventadas sobre cualquier cosa por muy inverosímil que pudiese parecer; este gesto le marcó tanto que él repitió esta tradición con su hija. Hubo un tiempo en el que su padre trabajó de albañil, en esa época solía cantar en las obras mientras trabajaba (así se lo recuerdan algunos de sus compañeros en esa etapa), era un hombre muy aficionado a los tangos, supongo que algo de todo esto ha quedado en él y ahora forma parte de su ADN (contador de historias-cantante). Tal vez la falta de éste fue la que tejió esa timidez que oculta detrás de unas gafas de Sol.

Sueña con vivir de la música, yo creo que antes o después lo conseguirá. Mientras compagina su trabajo en la Frinsa con los estudios de grabación y los escenarios. Compone letras y melodías a la vez, mentalmente, mientras trabaja, las escribe en algún albarán y se las muestra a los compañeros… Su cabeza no para. Llega a su casa y se relaja componiendo, toca su guitarra y busca los acordes que su cabeza había imaginado horas antes. Así se pasa el tiempo, creando, disfrutando de ese torrente natural que le brota a borbotones.

Javi en concierto
Maneiro en un concierto

Javi es un tipo puro, de esos que no quedan, de los que aprovechan cualquier momento para reivindicar valores como la amistad. Alguien que vence a su timidez para mostrar su arte en un escenario y que al acabar cada concierto se para a hablar con las personas que han ido a verlo. Disfruta de la familia y de la soledad. Le gusta pasar desapercibido, algo que es difícil en su zona porque mucha gente le conoce. Me confiesa que su lugar favorito es a A Pedra da Rá en Riveira, que le encantaba correr por Barraña en Boiro, ir a la Playa de la Illa en A Pobra y que se iría a tomar una caña con su amigo Jose (que es marinero) al Chiringuito Pedra Pateira en Riveira. A pesar de ser un chaval de pueblo (bueno más bien de la Puebla) recuerda con especial cariño la ciudad de Vigo, ya que fue lugar de estudio  y también donde grabó su primera maqueta (Area Master). Seguramente la próxima vez que vuelva a Vigo al pasar por el por el puente de Rande habrá una puesta de Sol de esas increíbles, bajará las ventanillas de su coche y entrará el olor a mar mientras suena música de Los Suaves, concretamente su canción favorita Siempre Igual.

IMG_0072
Playa de Barraña en Boiro

Ahora en su momento más maduro, después de quitarse el disfraz, después de dejar fluir la vida y la tristeza que el mar ha dejado en sus venas. Llega el momento de escuchar sus historias, de sentir la verdad que hay en su interpretación, de apreciar sus letras e interpretar esos mensajes abiertos que contienen cada una de ellas. Todo esto que os cuento no es más que una recomendación antes de que podáis escuchar “Quiérete tú”; la próxima de sus Canciones Desnudas que nos acercará un poquito más, si cabe, hacia su nuevo disco. Después de tener el privilego de haber disfrutado de la audición de este nuevo tema solo puedo deciros que es un HIMNO para todo aquél que lo esté pasando mal. Como el propio Javi me contó está inspirado en una historia real y como todos sabéis cuando hay verdad es fácil emocionar y hacer sentir.

Aunque dice que no sabe nada de marketing estoy convencido de que convertirá su “vicio en oficio”, que escribirá un tango dedicado a su padre y que nunca va a dejar de ser bueno “en el buen sentido de la palabra bueno”.

Canciones desnudas