Día del Padre: Acariciando mis arrugas.

Quizá las arrugas sean el legado que dejan en la piel las emociones, las vivencias… los surcos de la vida, los pliegues que indican que el tiempo pasa inevitablemente para todos.

Hace meses desde aquella charla tomando licor café, todo ha tomado forma y se ha tangibilizado tal y como el artista tenía planeado en su cabeza. Ha llegado el CD a mis manos, parece que fue ayer cuando estaban grabando; perfeccionando el sonido de cada acorde, el ritmo de cada canción previamente escrita por Maneiro en el ejercicio de su traslatio de palets diario. Parece que fue ayer cuando nuestros licores engrasaban las cuerdas de las guitarras.

Maneiro Licores
Durante la grabación de Acaricia Mis Arrugas

Las arrugas son la experiencia, son el resultado de 26 años en los escenarios, el ejercicio evolutivo de componer diariamente para crear un estilo propio, una marca diferenciada. Creo humildemente, amigo, que lo has conseguido. Has sabido plasmar tu madurez musical y emocional en cada uno de los temas de este disco, sin hacer dos canciones iguales todo parece tener un sentido y forma parte de un viaje emocional que arranca en las raíces de ese “hombre árbol” que crece y se ramifica en estados diferentes pasando del amor al desencuentro, al miedo, a la incertidumbre, a la rabia, al orgullo, a la valentía, a la decepción para “echar el resto” en ese himno icónico que es “quiérete tú”.

Ahora la “Rosa de los vientos” te guía para cruzar el telón del grelo, todo está a punto para conquistar a esos que todavía no te conocen pero que en cuanto te descubran se quedarán contigo, porque en cada letra tuya hay verdad, hay vivencias diarias perfectamente contadas y ejecutadas por los grandes músicos que te rodean.

Seguramente la próxima vez cantemos el “baile de la victoria” en alguna mesa de bar para homenajear al amor puro y lascivo, porque cuando Rosalía alma de blues se pinta los “labios rojos” el cielo se viste de azul y la noche se alarga hasta el alba.

Comparto contigo que “son un estorbo los héroes” porque es muy fácil pasar de la gloria al olvido, odio a los héroes que se suben a los escenarios y a los que se ponen en calzoncillos para correr detrás de un balón, las estrellas un día se apagan y se vuelven humanas. Maneiro es humano abajo y encima del escenario por eso no tiene miedo a admitir que el “escarnio y maldecir” forma parte de la vida, de la decepción que uno siente con determinadas personas que se cruzan en el camino. Y aunque caigamos en la “poza del Kuervo” nunca hay que tener miedo a asumir que nos hemos equivocado, porque tener los ojos abiertos es fundamental para poder resucitar, para levantarse y ponerse a caminar.

pack maneiro servido.JPG
Tonica y Gin Premium Meidingalicia mientras escucho “acaricia mis arrugas”

Impecable sonido y producción, increíbles Kuervo y Caye con sus guitarras y voces completando un estupendo trabajo. Felicidades a TODOS. Gracias por este regalo, lo disfrutaré en el Día del Padre escuchando “Acaricia mis Arrugas” mientras tengo el placer de acompañar la buena música con el Pack Maneiro Tónica con Agua de Mar Galega y Gin Premium Meidingalicia, cinco destilaciones que saben a mar… como el sonido atlántico de Javi Maneiro.

 

Quizá as engurras sexan o legado que deixan na pel as emocións,  as vivencias… os regos da vida, os pregues que indican que o tempo pasa inevitablemente para todos.

Hai meses desde aquela charla tomando licor café, todo tomou forma e hase tanxibilizado tal e como o artista tiña planeado na súa cabeza. Chegou o CD ás miñas mans, parece que foi onte cando estaban a gravar; perfeccionando o son de cada acorde, o ritmo de cada canción previamente escrita por Maneiro no ejercio do seu traslatio de palets diario. Parece que foi onte cando os nosos licores facían soar as cordas das guitarras.

As engurras son a experiencia, son o resultado de 26 anos nos escenarios, o exercicio evolutivo de compoñer diariamente para crear un estilo propio, unha marca diferenciada. Creo modestamente, amigo, que o conseguiches. Soubeches plasmar a túa madurez musical e emocional en cada un dos temas deste disco, sen facer dúas cancións iguais todo parece ter un sentido e forma parte dunha viaxe emocional que arrinca nas raíces dese “hombre árbol” que crece con cada póla en estados diferentes pasando do amor ao desencontro, ao medo, á incerteza, á rabia, ao orgullo, á valentía, á decepción para “botar o resto” nese himno icónico que é “quiérete tú”.

Agora a “Rosa de los vientos” guíache para cruzar o pano do grelo, todo está a punto para conquistar a eses que aínda non che coñecen pero que en canto che descubran quedarán contigo, porque en cada letra túa hai verdade, hai vivencias diarias perfectamente contadas e executadas polos grandes músicos que che rodean.

Seguramente a próxima vez cantemos o “baile de la victoria” nalgunha mesa de bar para homenaxear ao amor puro e lascivo, porque cando Rosalía alma de blues píntase os “beizos vermellos” o ceo vístese de azul e a noite alóngase ata o alba. 

Comparto contigo que “son un estorbo los héroes” porque é moi fácil pasar da gloria ao esquecemento, odio aos heroes que se soben aos escenarios e aos que se poñen en calzóns para correr detrás dun balón, as estrelas un día apáganse e vólvense humanas. Maneiro é humano abaixo e encima do escenario por iso non ten medo a admitir que o “escarnio y maldecir” forma parte da vida, da decepción que un sente con determinadas persoas que se cruzan no camiño. E aínda que caiamos na “poza del Kuervo” nunca hai que ter medo a asumir que nos equivocamos, porque ter os ollos abertos é fundamental para poder resucitar, para levantarse e poñerse a camiñar.

Impecable son e produción, incribles Kuervo e Caye coas súas guitarras e voces completando un estupendo traballo. Felicidades a TODOS. Grazas por este agasallo, gozareino no Día do Pai escoitando “Acariciamis arrugas” mentres acompaño a boa música co Pack Maneiro Tónica con Auga de Mar Galega e Gin Premium Meidingalicia, cinco destilacións que saben a mar… como o son atlántico de Javi Maneiro.

 

O APALPADOR

apalpador

Galicia es tierra de mitos y leyendas, la historia que hoy os traigo es una más de esas que no tienen otro objetivo que el de dar a conocer un poco más la idiosincrasia de nuestro pueblo.

Dicen los viejos que las noches del 24 y el 31 de Diciembre, “O Apalpador”, baja de la montaña a los pueblos para colarse sigilosamente en las casas entrando por las chimeneas para “apalparle” las barrigas de los niños y niñas; comprobando así si habían comido lo suficiente a lo largo del año, el visitante les dejaba un puñado de castañas y les deseaba que tuviesen un feliz año y de abundante comida. Si el niño se había portado bien podía dejarle algún regalo para premiar su conducta.

Este gigante, viejo, regordete, barbudo, de profesión carbonero, con su boina, pipa en boca, chaleco colorido y pantalones remendados habita en las montañas de O Caurel y Os Ancares. Con su saco al hombro y por su manera de proceder podría llegar a dar miedo a los niños y a los no tan niños, pero aquí somos así, tenemos este surrealismo mágico que se debate en dualidades, en este caso entre la ilusión de recibir un regalo y lo siniestro de ser visitado en mitad de la noche para que te palpen la barriga.

Fuese como fuere tengo que felicitar a todos aquellos que trabajan en la recuperación y la difusión de estas tradiciones porque ayudan a reconstruir la identidad que la cultura yanqui nos quiere robar.

Para celebrar la venida de “O Apalpador” ofrecemos un 10% de descuento en http://www.meidingalicia.es para que hagáis vuestras compras los días 23, 24 y 25 de Diciembre de 2018 y poder celebrar así un Fin de Año con productos MEIDINGALICIA (apoyando a los pequeños productores gallegos).

 

Galicia é terra de mitos e lendas, a historia que hoxe vos traio é unha máis desas que non teñen outro obxectivo que o de dar a coñecer un pouco máis a idiosincrasia do noso pobo.

Din os vellos que as noites do 24 e o 31 de Decembro, “O Apalpador”, baixa da montaña aos pobos para coarse coidadosamente nas casas entrando polas chemineas para ” apalparle” as barrigas dos nenos e nenas; comprobando así se comeran o suficiente ao longo do ano, o visitante deixáballes un puñado de castañas e desexáballes que tivesen un feliz ano e de abundante comida. Se o neno portouse ben podía deixarlle algún agasallo para premiar a súa conduta.

Este xigante, vello, regordete, barbudo, de profesión carboeiro, coa súa boina, pipa en boca, chaleco colorido e pantalóns remendados habita nas montañas de O Caurel e Os Ancares. Co seu saco ao ombreiro e pola súa maneira de proceder podería chegar a dar medo aos nenos e aos non tan nenos, pero aquí somos así, temos este surrealismo máxico que se debate en dualidades, neste caso entre a ilusión de recibir un agasallo e o sinistro de ser visitado en metade da noite para que che palpen a barriga.

Fose como for teño que felicitar a todos aqueles que traballan na recuperación e a difusión destas tradicións porque axudan a reconstruír a identidade que a cultura ianqui quérenos roubar.

Para celebrar a vinda de “O Apalpador” ofrecemos un 10% de desconto en www.meidingalicia.es para que fagades as vosas compras os días 23, 24 e 25 de Decembro de 2018 e poder celebrar así un Fin de Ano con produtos MEIDINGALICIA (apoiando aos pequenos produtores galegos).