Lugares donde pecar.

Hemos decido dar un paso adelante en nuestro proyecto MEIDINGALICIA. Hace un mes empezamos a comercializar a través de GALLAECIA PREMIUM Distribucións algunos de los productos que tenemos disponibles en nuestra Tienda On-line. Este proyecto supone un cambio radical en la actividad que desde hace años venimos realizando; por ello, el camino es duro pero muy gratificante porque estamos haciendo lo que nos gusta.

Seleccionar locales donde posicionar nuestros productos, donde darlos a conocer, colocándolos en escaparates físicos compitiendo con otros que llevan mucho tiempo en el mercado, eso supone un gran esfuerzo y responsabilidad.

Nos es grato deciros que a partir de esta semana podréis comprar nuestros productos sin coste de envío en los siguientes establecimientos:

  • Enxebre Delicatessen (C/ Oporto, 19 Bajo – Vigo) En esta tienda podréis encontrar una selección de productos gourmet muy cuidada y coherente; destacando también por su cecina y embutidos de León de donde es su gerente, Miguel, que os dispensará un trato muy agradable y un asesoramiento de lujo.  Los productos disponibles en esta tienda son: Pecados de Albariño, Pecados de Licor Café, Pecados de Licor de Amora, Café Arábica Etiopía Sidamo 84,5 puntos, Cerveza Faísca Faxilda, Cerveza Atlantic Faxilda y Aceite Raíña Galeo.
  • Charo y Lila (Mercado do Progreso – Vigo) Esta charcutería que lleva más de 60 años abierta está especializándose cada vez más en productos gourmet, este cambio responde a las demandas de una clientela fiel y selectiva que busca en este mercado de referencia productos de alta calidad. Todo esto sin olvidarnos de sus embutidos y quesos, amén de las gustosas viandas para el cocido. En este establecimiento puedes encontrar: Aceite Galeo Raíña, Aceite Galeo Manolo, Aceite Galeo Carmiña, Aceite Galeo Moura, Pecados de Albariño, Pecados de Licor Café y Pecados de Licor de Amora.
  • Alimentación Hermanos Martínez (Urzáiz, 174 Bajo Peatonal de O Calvario – Vigo) Tienda de referencia en la parte alta de la ciudad, en el centro neurálgico de este concurrido barrio, muy cerca de su Mercado se encuentra esta tienda. Buenos productos, buen humor, buen ambiente… A parte de sus productos gourmet, de sus legumbres al peso y de sus embutidos os recomiendo el bacalao (ideal para cocerlo y regarlo con un AOVE de Galeo). Aquí podréis comprar: Aceite Raíña Galeo, Pecados de Albariño, Pecados de Licor Café y Pecados de Licor de Amora.
  • Lalín Enxebre (Castelao, 2 Bajo – Bueu) Un lugar donde los productos artesanos gallegos son los protagonistas, desde el lacón y otros componentes del cocido hasta los dulces, los quesos y las conservas. Sin olvidarnos de los panes típicos de tierras dezanas y las preciadas empanadas. Recientemente le han llegado los Pecados de Albariño, Pecados de Licor Café y Licor de Amora.
  • Delicatessen Lusco Fusco (Praza de Abastos de A Pobra do Caramiñal) En el corazón de la villa marinera, en un mercado donde el pescado fresco es una religión, se ubica esta tienda. Un espacio que auna la tradicional charcutería de embutidos y quesos con un espacio definido para las delicatessen, una variada selección de productos que satisfacen al paladar más exigente. Muy muy recomendables sus dulces caseros… Productos disponibles: Pecados de Albariño, Pecados de Licor Café, Pecados de Licor de Amora, Aceite Raíña Galeo y Aceite Moura Galeo.
  • Glamping Burbuja Galicia Albarari (Rúa das Margaritas, 21 Breixo – Oleiros) Un espacio de Lujo desde donde poder contemplar las estrellas, un lugar diferente que se erige sobre el Atlántico para vivir una experiencia única rodeado de la naturaleza y con todas las comodidades propias de un hotel de 5 estrellas. Pero para estrellas las del cielo coruñés, esas que puedes disfrutar desde la cama… ¿quién no ha soñado dormir bajo las estrellas abrazado a su pareja? Aquí los sueños se hacen realidad. Queremos agradecer a la dirección del complejo por elegir nuestros Pecados de Albariño para endulzar las estancias de sus clientes.

Próximamente más lugares, más locales, más productos y más sorpresas.

 

 

Habemos decido dar un paso adiante no noso proxecto MEIDINGALICIA. Hai un mes empezamos a comercializar a través de GALLAECIA PREMIUM Distribucións algúns dos produtos que temos dispoñibles na nosa Tenda On- line. Este proxecto supón un cambio radical na actividade que desde hai anos vimos realizando; por iso, o camiño é duro pero moi gratificante porque estamos a facer o que nos gusta. 

Seleccionar locais onde posicionar os nosos produtos, onde dalos a coñecer, colocándoos en escaparates físicos competindo con outros que levan moito tempo no mercado, iso supón un gran esforzo e responsabilidade.

Énos grato dicirvos que a partir desta semana poderedes comprar os nosos produtos sen o custo de envío de mercar na web nos seguintes establecementos:

Enxebre Delicatessen ( C/ O Porto, 19 Baixo – Vigo) Nesta tenda poderedes atopar unha selección de produtos gourmet moi coidada e coherente; destacando tamén pola súa chacina e embutidos de León de onde é o seu xerente, Miguel, que vos dispensará un trato moi agradable e un asesoramento de luxo.  Os produtos dispoñibles nesta tenda son: Pecados de Albariño, Pecados de Licor Café, Pecados de Licor de Amora, Café Arábica Etiopía Sidamo 84,5 puntos, Cervexa Faísca Faxilda, Cervexa Atlantic Faxilda e Aceite Raíña Galeo.
Charo e Lila (Mercado do Progreso – Vigo) Esta charcutería que leva máis de 60 anos aberta está a se especializar cada vez máis en produtos gourmet, este cambio responde as demandas dunha clientela fiel e selectiva que busca neste mercado de referencia produtos de alta calidade. Todo isto sen esquecernos dos seus embutidos e queixos, a máis diso as gustosas viandas para o cocido. Neste establecemento podes atopar: Aceite Galeo Raíña, Aceite Galeo Manolo, Aceite Galeo Carmiña, Aceite Galeo Moura, Pecados de Albariño, Pecados de Licor Café e Pecados de Licor de Amora.
Alimentación Irmáns Martínez ( Urzáiz, 174 Baixo Peonil de Ou Calvario – Vigo) Tenda de referencia na parte alta da cidade, no centro neurálxico deste concorrido barrio, moi preto do seu Mercado atópase esta tenda. Bos produtos, bo humor, bo ambiente… A parte dos seus produtos gourmet, dos seus legumes ao peso e dos seus embutidos recoméndovos o bacallau (ideal para cocelo e regalo cun AOVE de Galeo). Aquí poderedes comprar: Aceite Raíña Galeo, Pecados de Albariño, Pecados de Licor Café e Pecados de Licor de Amora.
Lalín Enxebre (Castelao, 2 Baixo – Bueu) Un lugar onde os produtos artesáns galegos son os protagonistas, desde o lacón e outros compoñentes do cocido ata os doces, os queixos e as conservas. Sen esquecernos dos pans típicos de terras @dezano e as prezadas empanadas. Recentemente chegáronlle os Pecados de Albariño, Pecados de Licor Café e Licor de Amora.
Delicatessen Lusco Fusco ( Praza de Abastos da Pobra do Caramiñal) No corazón da vila mariñeira, nun mercado onde o peixe fresco é unha relixión, sitúase esta tenda. Un espazo que axunta a tradicional charcutería de embutidos e queixos cun espazo definido para as delicatessen, unha variada selección de produtos que satisfán ao padal máis esixente. Moi moi recomendables os seus doces caseiros… Produtos dispoñibles: Pecados de Albariño, Pecados de Licor Café, Pecados de Licor de Amora, Aceite Raíña Galeo e Aceite Moura Galeo.
Glamping Burbulla Galicia Albarari (Rúa dás Margaridas, 21 Breixo – Oleiros) Un espazo de Luxo desde onde poder contemplar as estrelas, un lugar diferente que se erixe sobre o Atlántico para vivir unha experiencia única rodeado da natureza e con todas as comodidades propias dun hotel de 5 estrelas. Pero para estrelas as do ceo coruñés, esas que podes gozar desde a cama… quen non soñou durmir baixo as estrelas abrazado á súa parella? Aquí os soños fanse realidade. Queremos agradecer á dirección do complexo por elixir os nosos Pecados de Albariño para endulzar as estancias dos seus clientes.

Proximamente máis lugares, máis locais, máis produtos e máis sorpresas.

Oia-Ramallosa: respirando el Atlántico.

Madrugar mucho tiene sus ventajas, desde Oia puedes ver salir el Sol tras las montañas mientras desayunas. Creedme que es un espectáculo digno de fotografiar con la retina. Comenzamos el Camino dirigiendo nuestros pasos hacia una senda de tierra, dejando a nuestra espalda el Monasterio, el Arrabal y los recuerdos de la buena mesa de la noche anterior.

Esta parte del camino es de las mejores porque está en muy buen estado, la senda es de tierra y  transcurre paralela al mar (cómoda para caminar o correr); pero el punto fuerte es que no necesitas ipod, la música del sonido del mar te acompañará durante esta parte del viaje, el viento marino acariciándote y si a eso le unes el olor a sal fruto de las olas que rompen con las rocas pues resulta muy reconfortante. Caballos, bueyes, ovejas y cabras en los cercados que hay a ambos lados del camino, algunos chalets muy bonitos,  un grupo de portugueses y otro de italianos peregrinando a Santiago. Lo más negativo de este tramo es la falta de árboles o sombra, si lo realizas un día de Sol puedes quedar abrasado, pero es lo normal es que al estar tan próximo al mar no haya excesiva vegetación para abrigarnos, por eso es conveniente hacerlo a lo “Pedro Madruga”.

recorrido Oia
Vista de la Costa Oiense

Es una pena no venir con tiempo y poder desviar nuestro camino para visitar As Sobreiras do Faro en Viladesuso (un bosque de alcornoques desarrollado y gestionado por los comuneros de la zona, con gran riqueza ecológica y etnográfica que tiene el honor de ser: desde el 2011 el primer Parque Natural Privado de Galicia  – Espacio Privado de Interés Natural- y el bosque mediterráneo más occidental de Europa. Tiene una senda de 3 km. que transcurre entre los montes de O Pousiño y O Faro pegado al curso del río Broi) o también visitar las Pozas de Mougás y Pías (formadas en las laderas de a Serra da Groba donde el río Mougás hace una espactacular cascada que termina en un pozo, mientras que el regato Pías hace lo propio aunque en menor medida; a lo largo de sus cursos podremos encontrar numerosas “pozas” donde mitigar nuestro calor).

Poza de mougas
Poza de Mougas

Llegados a Mougas es parada obligada para refrigerarse y alimentarse el Aguncheiro, en la zona se encuentra el Camping de Mougás (a los que le guste el campismo les recomiendo que visiten sus instalaciones para que lo valoren como una opción de lugar de vacaciones). Permitidme que ahora si hagamos el primero de nuestros desvíos, pasando el Aguncheiro y dejando atrás los restos del Campo de Fútbol del Mougás,  para conocer A Cabeciña. Área arqueológica y mirador natural sobre los antiguos dominios del cenobio oiense. A 142 metros sobre el nivel del mar tenemos unas espectaculares panorámicas del Atlántico, del puerto natural de Mougás y de los caprichos geológicos de la madre naturaleza. Pero lo que más  me gusta de este sitio es su patrimonio arqueológico: hay un conjunto de petroglifos donde se representan laberintos y circunferencias concéntricas,  también en otras rocas podemos observar cazoletas y los restos de un asentamiento castreño. Existe un mapa de la edad media (s. XVII) donde aparece indicado que allí se encontraba la Fortaleza de Cabestán. Tras las puesta en valor del área por un grupo de arqueólogos (2012) podemos ver las capas de las diferentes estructuras propias de un castro, desde su sistema defensivo hasta su parte alta. Actualmente hay paneles informativos y una casa construída con materiales similares a los empleados por sus antiguos moradores hace 4000 años.

A Cabeciña Petroglifos (2)
Petroglifos y vistas desde A Cabeciña

Seguimos avanzando en dirección a Cabo Silleiro, si bien es cierto que antes de llegar a este punto el Camino trepa por la montaña (esquivando el fenomenal hotel Talasoatlántico, un lugar para disfrutar y relajarse) y se hace más resguardado yo me realizaría el segundo desvío de la jornada para visitar: los restos del antiguo Faro, el Faro Silleiro y las ruinas de la antigua batería militar.

En el margen izquierdo de la carretera de A Guarda a Baiona está lo que queda en pie del antiguo Faro Silleiro, inaugurado en 1862 (aunque existe un Real Decreto de 1847 sobre el alumbrado de las costas que ya hablaba de la necesidad de una linterna en esa zona), inicialmente tenía una lámpara de mecha que utilizaba aceite vegetal como combustible hasta que en 1909 fue sustituída por una lámpara de petróleo.

En la ladera derecha encontramos el actual Faro, inaugurado el 3 de agosto de 1924, está a 85 metros sobre el nivel del mar. La torre del faro (30 metros) emerge en el centro de un bello edificio, su linterna de 3000 W (desde 1960) alcanza hasta 44 km en condiciones metereológicas favorables. Fue convertido en uno de los primeros en radiofaro, tuvo instaladas sirenas y unas lentes de 20 km para orientar a los aviones; así como, un emisor eléctrico de alcance 200 millas. Entre el 21 y 22 de diciembre de 1924 sufrió un incendio al caer un quinqué sobre unos algodones empapados en petróleo y el faro quedó inutilizado temporalmente hasta el 13 de Julio de 1925, por tanto tuvieron que reahabilitar el antiguo faro a toda prisa para dar servicio mientras se procedía a la reparación del nuevo.

Justo al lado del faro podemos ver las piezas de artillería custodiando la batería de Silleiro. Aunque todo el mundo que habla de dicho lugar sitúa la construcción de esta batería en 1940, realmente las primeras piezas de artillería se colocaron en 1923 (antes que el Faro) dos cañones Vickers procedentes de un acorazado que naufragó en las costas de Melilla. Sería en 1940 cuando se añada una tercera pieza y en 1943 es cuando se construye el complejo militar que hoy podemos visitar. Tras la Guerra Civil, España vive con el miedo de un posible ataque, por tanto se construyen por la costa una serie de baterías destinadas a proteger puntos estratégicos (la vecina batería de Monteferro, la betería Militar de San Vicente do Mar o la del Monte de San Pedro en A Coruña). La actividad como batería de defensa se mantuvo hasta 1979, tras desaparecer el Regimiento de Costa pasó a ser cuartel militar donde muchos vecinos prestaron servicio, después de que éste dejase de ser obligatorio se mantuvo un pequeño destacamento que lo custodiaba hasta que en 1998 es abandonada y pasa a ser destrozada pro vándalos y amigos de lo ajeno. Ver el estado en el que se encuentran actualmente, después de haber visto el acuartelamiento en pleno funcionamiento, me provoca estupor y rabia; pero aún así, es un estupendo lugar para visitar y hacer fotos bonitas. Además, existen un montón de leyendas y sucesos que han tenido lugar allí (por las noches se podían escuchar gritos y murmullos que provocaban que los militares fueran a refugiarse al faro, también hay una historia de unos encapuchados que quemaron una cruz allí, en el 2002 fue utilizado como centro de observación de la marea negra del Prestige). Historias a parte la construcción militar es una gran obra de ingeniería, sus 200 metros de pasadizos subterráneos se conservan en buen estado, el resto de las instalaciones han sido destrozadas… mientras el patrimonio se pierde a la espera de una solución por parte de alguien.

Retomamos nuestro camino por una zona boscosa en subida (Montes de Baredo) que nos conducirá hasta Baiona. El Camino Portugués no pasa por la zona del puerto, ni por el centro neurálgico de esta maravillosa villa, sino que la sortea por su parte alta (Barrio de San Antón) discurriendo entre las callejuelas del barrio histórico hasta enlazar con la calzada real que une O Burgo con A Ramallosa (destino final de la etapa).

Colegiata Baiona
Ex- Colegiata Santa María

Baiona por si sola tiene material suficiente para una historia en este blog, por tanto no voy a pisar contenidos de una futura entrada. Ahora bien, para los que quieran visitar la Villa os recomendaré, a parte de sus locales de hostelería, mis lugares imprescindibles: la Ex-Colegiata de Santa María, la Iglesia de Santa Liberata que guarda un Santiago Apóstol ecuestre, el Hospital Sancti Spiritus -hospital de pobres y enfermos que acogía a los peregrinos-, las fuentes de Ceta y el Pombal, el cruceiro de la Santísima Trinidad, la réplica de la Carabela La Pinta, La Virgen de la Roca (1930, Antonio Palacios) y como no la Fortaleza de Monterreal con su paseo perimetral exterior que enlaza con el paseo portuario.

Después de una parada gastronómica en Casa Rita (buen trato y sinceridad, buen producto y mejor cocina) dieta liviana a base de percebes de la zona (probad su versión en hamburguesa o las croquetas de centolla), camarones  y mero a la plancha; después de comer os recomiendo una parada en el establecimiento que Bico de Xeado tiene en Baiona (Helados artesanos con leche de la Granxa O Cancelo), yo personalmente estoy enamorado del de Licor Café de Gomaríz pero el de Hierbabuena no desmerece. Probad los diferentes sabores que os ofreceran allí y elegid el vuestro.

Playa Ladeira
Playa Ladeira.

Dejando atrás las playas de Santa Marta y Ladeira, dos buenos arenales para disfrutar del verano, me invaden nuevamente recuerdos de juventud, de esas noches mágicas de La Recta de Baiona, donde locales como La Bici y el Persígueme Rodríguez eran los culpables de que nos costase más de la cuenta llegar al Camping de Ladeira.

Al fin enfilamos Sabaris, vamos pasando antiguas casas de veraneo y otras de nueva construcción pero con el mismo fin, también la llamativa Iglesia con su Torre. ¡Qué pena que hoy no sea día de mercado! A nuestra izquierda el Esteiro da Foz con su bello paseo, a lo lejos se divisan: el Pazo Cadaval (S. XVIII), el río Miñor y el Puente de A Ramallosa. Posiblemente del s. XIII, de estilo románico tardío o gótico temprano, con sus diez arcos de medio punto ligeramente afilados, presidido por San Telmo patrón de navengantes. Éste se construyó sobre los restos de un puente romano que formaba parte de la vía XX “per loca maritima”, dice la leyenda que el bueno de Almanzor lo destruyó y que fue D. Pedro González Telmo (San Telmo a la postre) el que lo mandó volver a levantar y luego ya convertido en Santo lo protegió de su destrucción tras una gran tormenta.

Ponte Ramallosa
Puente de A Ramallosa

Ya en A Ramallosa, en el Concello de Nigrán, daremos por terminada nuestra primera etapa. Mi recomendación de alojamiento es el Albergue-Hospedería Pazo de Pías, en el próximo capítulo de este diario os ampliaré información sobre este curioso lugar.

 

 

Camiño Portugués pola Costa. La previa: Oia.

Santiago tiene un significado muy especial en mi vida, podría decir que me cambió por completo, que me hizo crecer… fui muy feliz allí.

Teniendo claro que el punto y final de la peregrinación es siempre Compostela, faltaba por decidir que camino elegir y desde que punto iniciar nuestro recorrido. Como hombre de mar, amante de las Rías Baixas y experiementador constante me decanté por el “Camiño Portugués pola Costa”; su juventud y desconocimiento por mi parte suponían atractivos suficientes para embarcarme en la bella tarea de contarle al mundo la experiencia.

libro
Libro donde se recogen nuestras ponencias del Congreso

En Marzo del 2007 tuve la suerte de ser uno de los ponentes (por mi condición de experto en marketing turístico) de un Congreso que se celebró en Pontevedra sobre “O Camiño Portugués”, titulado “O Camiño de Santiago para o século XXI. O Camiño Portugués”, donde hicimos  hincapié en las líneas de mejora que deberían de asumir las diferentes administraciones para potenciar este camino frente a otros; entre ellas, algunos ya resaltábamos la importancia y necesidad de tener un camino pegado a la línea de costa, con paso estratetégico por Vigo (la ciudad más grande de Galicia) y resaltábamos: la carencia de infraestructuras, el déficit de señalización y dotación de recursos tecnológicos para su difusión. Así como, también la implicación y complementación con otros tipos de turismo (rural, termal…). Porque en el fondo el Camino es también un foco de atracción que tiene que servir para seducir a los peregrinos con el objetivo de que éstos repitan y se conviertan en turistas fieles de nuestra Galicia.

camiño pols fosara
Entrada del Camiño Portugués en Oia

De ahí que una vez creado éste me decidiese por hacer esta valoración y divulgación del mismo.

El lugar de partida era otro de los dilemas que se me planteaban, si el Camiño Portugués original tiene a Tui como punto preferente de inicio de la ruta, el Camiño pola Costa la mayoría de los peregrinos lo inician en Porto, A Guarda o Camiña. Si bien es cierto que el puerto guardés sería un fenomenal punto de partida, pero no quise quemar las naves de otra historia que me gustaría contaros, así que decidí buscar otro lugar emblemático para iniciar esta secuencia de historias. Santa María de Oia fue el lugar elegido.

La primera vez que visité este lugar fue hace 28 años, el motivo no fue otro que el futbolístico, recuerdo que fuimos a jugar contra el Oiense y tras acabar el partido nos fuimos a comer el bocadillo de rigor al descampado que hay delante de la entrada a la Iglesia y al Monasterio de Santa María. Tiempo después, mi primo y yo, fuimos en bicicleta desde Vigo hasta allí y volvimos extenuados después de sortear las corrientes de viento de la costa y un par de pinchazos.

monasterio pam
Panorámica del monasterio Real de Santa María de Oia

El Real Monasterio de Oia se encuentra en el antiguo trazado de la vía romana que unía A Guarda con Baiona (base del trazado del Camiño pola Costa) y es el único ejemplo de abadía de la orden del Císter pegada al mar. Desde 1931 es Bien de Interés Cultural, pero su estado actual no es bueno, se mantiene con pequeños arreglos. Es una pena que Juan Martínez (accionista de la propietaria del complejo- Vasco gallega), como me reconocía tomando un café hace unos años, no haya podido desarrollar su proyecto de restauración y conversión de las instalaciones en un Hotel-Talaso. Catorce años después de su compra todavía no tienen licencia, el Concello se ampara en déficit hídrico, pero la realidad es que no han movido un dedo para modificar las calificaciones urbanísticas. El resultado es que una empresa ha invertido su dinero y no puede hacer nada para recuperarlo, que el recurso turístico languidece y que los políticos permanecen impasibles.

Las primeras noticias que tenemos del cenobio datan del s. XII, cuando durante el reinado de Alfonso VII éste realiza diversas donaciones al monasterio, hasta que en el año 1149 les entrega todas las posesiones reales que la Corona tenía en los lugares de: Mougás, Viladesuso y Pedornes. En 1185 se adieren a la Orden del Císter y la fisionomía externa del monasterio cambia hacia la sobriedad propia del estilo cisterciense.

Los “monjes artilleros” de Oia se ganaron su fama por la defensa de la entrada de la Ría de Vigo, en 1624, hundieron cinco barcos piratas turcos, lo que les valió el reconocimiento de Felipe IV, así pudieron disfrutar de nuevos privilegios y de la obtención del título de “Real Imperial Monasterio de Santa María de Oia”.

currro miugas
Curro de Mougás

Pero no solo en el arte de la guerra eran innovadores los moradores del cenobio. Frente a sus muros todavía quedan los restos de la pesquería que construyeron para que con las subidas y bajadas de la marea la tarea de la pesca les fuera más fácil. También fueron los introductores de la cría de caballos en libertad, actividad que todavía pervive en la comarca y que se puede disfrutar si asistimos a la celebración del curro de Mougás o si nos damos un paseo por la serra de A Groba. A nivel agricultura aportaron el sistema de roturación de las tierras para oxigenarlas y hacerlas más productivas, implantaron el cultivo francés de las viñas y abrieron caminos de comunicación por el contorno. 140 abades gobernaban el monasterio (1137-1835). Se han encontrado indicios de que en el monasterio existía una botica que daba servicio a los vecinos, se sospecha que los monjes poseeían un jardín de plantas medicinales con las que preparar dichas pócimas curativas.

En el s. XIX con la ocupación francesa y tras la posterior desamortización de Mendizábal vendría la época de decadencia que terminaría con la expulsión de los monjes en 1838. El cenobio será vendido a manos privadas y su iglesia será convertida en sede parroquial dependiente del Obispado de Tui tras la separación parroquial de la iglesia de Padornes. En ella se encuentra la Virgen del Mar, patrona de Oia, que fue encontrada por unos labradores en 1581 mientras realizaban sus labores en la zona de la Orilluda. La talla representa a una Virgen que porta con una cadena a un perro fue conducida hasta los monjes del monasterio que no dudaron en portala a hombros hasta la iglesia y colocarla en el altar. En las costas gallegas han aparecido numerosas imágenes de cristos y vírgenes, se han creado las más variopintas leyendas alrededor de ellas, lo más lógico es que estas tallas no sean fruto de milagros sinó más bien de hundimientos de barcos o de la revolución iconoclasta que se produjo en Gran Bretaña y que hizo que gran parte de su patrimonio imaginario fuese destruído, pero otra parte fue a parar al mar. Ya se sabe que las corrientes y las mareas son muy juguetonas…

A principios del s. XX los jesuitas expulsados de Portugal arriendan el cenobio e instalan allí un colegio que sería desalojado en 1932 tras ser expulsados de España y ser nacionalizados los bienes de la Compañía de Jesús por orden del Gobierno Republicano. Hasta que en el 36 se levantan los sublevados y el monasterio se convierte en cárcel franquista, siendo la mayoría de sus reclusos de la zona del levante (catalanes, valencianos y mayorquines) tal y como atestiguan las escrituras que dejaron en las paredes de sus celdas.

interior iglesia
Interior Iglesia del Monasterio

Del complejo podemos destacar su iglesia del s. XII, parca en ornamentación, con la austeridad propia del Císter. El coro de la iglesia y su sacristía datan del s. XVII. Su claustro se terminó en el último tercio del 1500. Por lo que respecta al espacio destinado a los abades se realizan diferentes reformas, incluso en el s. XVI se añaden nuevas dependencias como las obras de los maestros Pedro del Campo o Bartolomé Hermosa (claustro de las procesiones, sala capitular, sacristía o coro alto).  En el s. XVII la ornamentación tomará mayor protagonismo; así como la actividad escultórica, el mejor ejemplo de esto es el retablo mayor de la iglesia. Pero será en el s. XVIII (en 1740 se reconstruye la fachada) cuando el monasterio experimente un cambio estético mayor a nivel estructural, adquiriendo un aspecto neoclásico; se crea una nueva torre y se amplía el cenobio entorno a un nuevo patio, el de Los Naranjos. Pero lo que más me llama la atención de esta construcción es la existencia de un patio de armas comunicado por un pasadizo con la fachada y con el claustro del cenobio.

oia
Vista do Arrabal

Actualmente se realizan visitas guiadas al Monasterio y al barrio del Arrabal. Os recomiendo poneros en contacto con la Oficina de Turismo. El Arrabal es un pequeño nucleo situado frente al Monasterio  que conserva algunos edificios dignos de fotografiar, si seguimos el camino a la salida del pueblo en sentido A guarda nos encontraremos con la ermita de San Martiño (1770) que custodia la imagen de San Sebastián que anteriormente se encontraba en la capilla de A Portela. En la praza de A Centinela hay un interesante cruceiro del 1764 realizado en fina talla.

Después de una visita cultural e histórica toca dedicarnos a placeres más mundanos y a aprovisionar nuestro cuerpo de energía para empezar O Camiño. En las proximidades del monasterio tenemos dos opciones: Casa Henriqueta (sito en una casa de dos plantas, de construcción noble restaurada con una buena terraza en su parte trasera desde la que se ven el mar y las torres del monasterio. Destaca por su buena cocina de corte gallego tradicional, platos abundantes, manteniendo el respeto por la materia prima y a un precio moderado. Buen servicio, personal muy agradable) y Tapería a Camboa (una fantástica terraza sobre el puerto de Oia con unas vistas envidiables del mar y del monasterio, bueno de todo el pueblo. Tapas y cocina tradicional gallega a un precio asequible).

casa puertas
Casa Puertas

Una vez saciado nuestro apetito, en el centro del pueblo tenemos una estupenda casa rural Casa Puertas donde podrás descansar disfrutando de unas instalaciones renovadas y limpias. La casa también cuenta con un encantador “salón de té” donde tomarse una tarta acompañada de infusiones y de una magnífica terraza sobre el mar que hará la delicia de los más pequeños.

 

Después de este intenso día toca descansar antes de inciar nuestro Camiño. Tras el “slow food” llega el “slow way”.

Historias de Fiestas, Torres y Cuernos

Cuando tenía 12 años una gripe mal curada derivó en bronquitis aguda, durante tres días tuve una fiebre de entre  39-40º; cuando el antibiótico hizo efecto y la tos empezó a ser productiva pude ver algo de luz a una situación nunca antes vivida. Mi cuerpo estaba tan destrozado que estuve dos días más en cama; así que, pertreché mi mesilla de noche de libros para hacer más amena la situación.

A pesar de que siempre he dibujado fatal de chico estaba empeñado en intentar reproducir, en un grueso blog de dibujo, todo lo que me llamaba la atención. Entre aquel batiburrillo literario había un viejo libro donde se recogían los principales monumentos de la Provincia de Pontevedra. De entre todos ellos, no me preguntéis por qué, me enamoré de las Torres de Oeste y  del puente de Pontevea. Tengo que reconocer que le puse tanto empeño a aquella reproducción a carboncillo que creo que fue la primera y única vez en mi vida que un dibujo mío no era digno de visitar la papelera.

Desde ese día quedé vinculado emocionalmente con las Torres.

Faustino Rey Romero
Faustino Rey Romero el día de la celebración, libro de Xosé Ricardo Losada.

Revisando en mi biblioteca encontré un libro fabricado artesanalmente y un poco deteriorado por el paso del tiempo y la humedad. “Escolanía de Merlos” rezaba la portada, su autor era un tal Faustino Rey Romero; abrí el ejemplar y encontré una dedicatoria a mi bisabuelo (profesor y escritor). En ese momento mi inquietud hizo que comenzase a buscar información sobre el creador de la obra. Rey Romero (Isorna-Rianxo) fue un párroco díscolo, antifranquista, intelectual, miembro de la Real Academia Galega y también un gran luchador en contra del celibato (tanto de palabra como de obra). Cuando ejercía su ministerio en las parroquias del Baixo Miño (Amorín y Currás) desarrolló una buena amistad con mi bisabuelo; en la Escuela Unitaria de Tameiga (donde era titular mi bisabuelo Fausto) organizaban a diario tertulias culturales y políticas que remataban en los bares de la zona donde intentaban trasladar sus pensamientos libertarios a las juventudes de Mos. Seguramente estas acciones, su manifiesto antifranquismo plamado en sus conversaciones y obra literaria, su gusto por el género femenino y el hecho de que realizaba homilías en Galego (eran cosas que no gustaban nada al Obispo de Tui: López Ortíz) hizo que terminase recluido en el padronés convento del Carmen y sin parroquia durante tres años hasta que regresó a su Isorna natal. Allí, siguió con su actividad cultural y política manteniendo relación con otros escritores e intelectuales (Bouza Brey, Rafael Dieste y Maximino Sar). De hecho, fue éste el que pagó la multa que le impusieron al grupo de teatro Airiños por representar “A fiestra baldeira” de Dieste. Su actividad se extendería a la otra banda del Ulla y llegaría a su punto álgido con la creación, junto a Baldomero Isorna Casal, del Ateneo Ullán. Este grupo de intelectuales fueron los encargados de gestar y celebrar, el 29 de Julio de 1961, la primera Romaría Vikinga en Catoira. Un año antes habían acordado realizar una fiesta para homenajear el desembarco del rey Ulfo. En esta primera edición celebraron en la capilla del recinto (en honor a Santiago) una misa homenaje a Xelmírez y a los defensores de la fortaleza, una pequeña representación del desembarco del rey vikingo y de su recibimiento por el obispo Cresconio (representado por el propio Faustino) donde el invasor se rendía al poderoso discurso cristiano que el actor-cura-obispo pronunciaba, un almuerzo de confraternización con sus correspondientes gaiteiros, un acto literario en el que participaron los escritores de la zona y ya entrada la noche encendían unas hogueras en las Torres para rememorar la señal de aviso de la llegada de piratas, según Rey Romero: “¡Es el fuego de los vikingos que nos vienen a atacar; que vienen los vikingos!” .  El cura de Isorna, en 1962, convenció a sus amigos de Rianxo a pasar la noche en la Torres sorteando las inclemencias del tiempo y los peligros de los animales e insectos que moraban en la marisma. Os prometo que seguiré en mi próximo post con historias de Don Faustino.

Meca ebn catoira.jpg
Desafío Xacobeo 2010 a su paso por las Torres de Oeste

En el año 2010 David Meca (primer peregrino a nado) realizó la ruta marítimo-fluvial por la que se dice que llegó Santiago Apóstol a Galicia. El Director del Desafío Xacobeo 2010,  Mariano Martínez Mier (mi jefe y Consejero Delegado de la Empresa), fue testigo de lujo de la dureza del recorrido (condiciones de corrientes adversas, vegetación y lampreas incluidas) al ir en la embarcación que escoltaba a Meca; yo me tuve que conformar con verlos pasar desde la Torres de Oeste acompañado de un pequeño grupo de personas. Finalmente David llegó, pero en tan malas condiciones que tuvo que ser hospitalizado. Lo más curioso de la llegada, para mí, no fue que el nadador llegase destrozado, lo que me pareció extraño es que la meta estuviese en Pontecesures y no en Padrón, donde se encontraba el Pedrón en el que dice la leyenda que amarraron la barca en la que se realizó la “traslatio” del Apóstol en la búsqueda de un lugar seguro para dar sepultura al decapitado cuerpo. Recuerdo que el Alcalde de Padrón estaba muy muy enfadado.

Dejemos las batallitas a parte.

Tras la etapa inicial  del Ateneo Ullán, en 1965, la fiesta pasa a ser patrocinada por CEDONOSA (era una empresa de cerámica loca pionera en la fabricación de gres) y son sus trabajadores los encargados de organizarla hasta el año 90. Con este impulso económico y organizativo la fiesta se consolida como un referente en el calendario veraniego gallego, llegando a ser declarada en 1988 Fiesta de Interés Turístico Nacional (en Galicia solo hay 9 con esta distinción). Desde el año 1991 es Organizada por el Concello de Catoira  que consigue internacionalizar la Romaría tras hermanarse con la  la villa dinamarquesa de Frederikssund (1993) y con la villa inglesa de Watchet (1994), lo que le llevaría en el año 2002 a ser declarada fiesta de Interés Turístico Internacional.

La celebración actual, con muchos más medios (ya no se emplean ramas de árbol a modo de corona del Rey Ulfo como en la primera edición) y más profesionalizada (cuentan con un nutrido grupo de voluntarios que atesora experiencia) que aquella engendrada por el Ateneo Ullán, sigue conservando parte de la esencia que le legaron sus creadores. La fiesta se enmarca en las ruinas del otrora complejo militar las fincas aledañas. Allí instalan una Feira Vikinga y tiene lugar la cita gastronómica conmemorativa (Mejillones y Vino), amén de otros actos culturales y artísticos (representaciones teatrales y conciertos), incluso juegos vikingos… Un montón de actividades, os dejo el link con el programa del 2018. Pero el momento clave es el desembarco vikingo, la llegada de los drakkar cargados de vikingos y la simulación de la batalla es espectacular, ya que tanto los encargados de la representación  como el público asisten van ataviados con disfraces que pretenden emular a los vikingos y cristianos, lo que produce una simbiosis no vista en muchos festejos de esta índole.

Del pasado nos queda esa lectura del pregón que recuerda a los literatos precursores de la celebración, el desembarco y la comida campestre (empanada, pulpo y sardinas) que tiene lugar cada primer domingo de Agosto en Catoira. En los alrededores del recinto existen pequeñas fincas donde podemos ver a grupos de Romeiros reunidos en torno a improvisadas mesas y bancos de madera dando buena cuenta de las viandas y el vino que resulta indispensable en esta celebración.

Torre Oeste 23

El lugar donde se celebra está cargado de historia, declarado Monumento Histórico-Artístico desde 1931; en 1970 sufrieron una restauración pero su estado actualmente es bastante mejorable, solamente se conservan los restos de dos torres (dos de ellas conservan alguna pared levantada), los restos de algunas estancias de intramuros y la capilla de Santiago; a pesar de que en el s. XVIII sus murallas todavía seguían en pie y sirvieron para defenderse de los ataques de los piratas ingleses, finalmente terminaron por caer en el abandono. Las excavaciones realizadas constatan sus orígenes en el s. II al I a.C. (restos de cerámica y armas de bronce). Pero sería en la Edad Media cuando cobraría especial importancia al ser un punto clave en la defensa del comercio del río Ulla y de la Ciudad de Santiago de Compostela ya que era la entrada natural por mar a la misma. En el s. XII, durante el reinado de Alfonso V, éste cede los restos y ruinas del “Castellum Honesti” (que había sido  construido en el s. IX por Alfonso III el magno para proteger el sepulcro del Santo Apóstol tal y como el obispo Teodomiro había solicitado a Alfonso II) a la mitra Compostelana. Pasaron varios obispos por las defensivas torres que defendieron el Ulla de las incursiones vikingas hasta llegar a manos de  Xelmírez (que se dice que pudo nacer allí ya que su padre era el obispo Cesconio que estuvo al mando de la plaza), fue el primer arzobispo de Compostela  el que mandó levantar y reforzar las Torres para seguir con la tarea de frenar las incursiones  sarracenas a Compostela.

El recinto contaba con siete grandes Torres, la más grande era la de Lugo (financiada por la ciudad de dicho nombre), su forma era elíptica y junto con la de San Sadurniño (Cambados) y Santa María (A Lanzada) formaron la línea de defensa de la Ría de Arousa-Ulla primero contra vikingos, luego contra sarracenos y finalmente contra piratas ingleses.

paseo FluvialSin aburriros con más datos históricos… os recomiendo ir el primer domingo de Agosto a disfrutar de la “Romaría Vikinga” de Catoira, ver los espectáculos, contemplar la belleza de sus paisajes, aprender de la historia que guardan sus piedras, disfrutar de una buena comida en el campo y terminar con recorrido caminando por el estupendo paseo fluvial que rodea el lugar de Oeste.

Ah, por cierto, los vikingos no llevaban cuernos en sus cascos, pero os lo perdonamos.

 

El bastardo que “descubrió América”

Galicia está llena de lugares mágicos, especiales, misteriosos, que esconden historias y leyendas increíbles. Si tuviera que poner por orden mis preferencias no tendría duda. Hay dos puntos cercanos, al final de la Ría de Vigo, vinculados por la historia, que han conseguido enamorarme de una manera inexplicable. Cada vez que los visito un cúmulo de sensaciones y emociones invaden mi cuerpo, excitan mi imaginación y me transportan a un pasado del que tanto he leído a lo largo de mi vida.

El Monte de A Peneda (O Viso-Redondela) y el Castillo de Soutomaior son esos dos espacios sagrados para mi, son focos de magnetismo y atracción que desde mi infancia han formado parte de maravillosos y especiales momentos de mi vida. Tal vez, el Monte de A Peneda sea el mayor desconocido de estos dos lugares, pero no por no ser tan conocido debemos de obviar su historia y su importancia en este relato que quiero compartir con vosotros.

CPeneda
Capilla de A Peneda. Turismo Rías Baixas.

A Peneda es una elevación a 327 metros sobre el nivel del mar que está situada entre los Concellos de Redondela y Soutomaior, nexo de unión entre ambos; desde su cima se puede disfrutar de una panorámica de 360º con impresionantes vistas sobre la Ría de Vigo, Redondela, Arcade, la desembocadura del río Verdugo y como no, del Castillo de Soutomaior. De sus primeros habitantes quedan los restos de un castro, tenemos referencias de que allí existía un castillo que fue arrasado en las revueltas Irmandiña, posteriormente sería reconstruido por Alonso de Fonseca  en 1477. El Castillo de Castrizán fue levantado  con el objetivo de mantener a raya y poder asediar a su enemigo Pedro Álvarez de Soutomaior, señor del castillo vecino del mismo nombre que su apellido. Esta fortificación de torre de tres alturas duró poco tiempo en pie ya que Pedro la arrasó, fue tal la virulencia que hoy solo queda su recuerdo en la muralla perimetral que circunda la cumbre, convirtiendo su parte más alta en un magnífico mirador que rodea la capilla construida en honor a la Virgen de las Nieves (s. XVII). En este paraje se encuentra una cueva de la que existen diferentes teorías, desde el aparcamiento se puede acceder a la entrada de la misma; también hay un espacio para celebrar las diferentes romerías y conciertos que tienen lugar allí (5 de Agosto Romería da Virxe da Peneda o A Festa dos Fachos que se celebra en Junio). Para mi A Peneda ha sido lugar de ejercicio, de recogimiento, de inspiración de paseo… Disfrutar de la quietud inverosímil en su cima es algo que no tiene precio.

Castillo Sootmayor
Castillo de Soutomaior

Como indiqué anteriormente desde lo alto del cerro se divisa magestuoso el Castillo de Soutomaior, el mejor conservado de Galicia y uno de los que más historias guarda tras sus muros. Las primeras noticias de la existencia de una fortificación en dicho lugar datan del s. XII, su evolución constructiva a lo largo de los siglos queda patente en la variedad de estilos de construcción, aunque la imagen actual es fruto de las últimas reformas realizadas en el s. XVIII y XIX que dotan a la tosca fortaleza de un aire más palaciego. Sus 25 hectáreas de jardines constituyen otro elemento clave a la hora de disfrutar de sus instalaciones. Pero ahora mismo no es la construcción el objeto de mi disertación (otro día con más calma profundizaré en este asunto) sino que mi interés en este caso viene dado por la figura de Pedro Álvarez de Sotomayor, que fue señor de este castillo y uno de los personajes más importantes e influyentes de la historia medieval.

Los que me conocen saben que soy un loco del estudio de todo lo que tiene que ver con la Edad Media (castillos, fortalezas, guerras, política y sociedad); por ello y por otras cuestiones que no vienen al caso en este capítulo, desde muy temprano me sentí atraído por la figura de Pedro “Madruga”, comencé a estudiarlo y cada vez que me intentaba adentrar en el personaje descubría algo nuevo, tenía un halo de misterio que conseguía que cada vez necesitase saber algo más de él. No sé cuántos libros o escritos habré revisado a cerca de él, cuántas visitas realicé al Castillo…

Pedro Álvarez de Soutomayor era el hijo bastardo de Fernán Eanes (Yáñez) de Sotomayor y una mujer desconocida para la gran mayoría de las personas excepto para el Escudero de éste y su sobrino Don Diego de Deza. A su muerte en Valladolid en 1440 lo nombra en su testamento y lo provee de cuantos cuidados fuesen necesarios para su educación y vida; quedando bajo la tutela de Fray Esteban de Soutelo que sería su formador y cuidador. Formado en el Monasterio de Santo Domingo de Tui adquiere los conocimientos necesarios que un noble de la época debía de poseer.

Hay varias teorías acerca de quién fue su madre, unos hablan de que fue una tal Contanza Gonçalvez de Zúñiga que vendría de la rama de los Sarmiento de Ribadavia o que sería sobrina de la Condesa de Santa Marta. Otros, como veremos más adelante dicen que su madre es Constanza Gonçalvez Colón. Fuese como fuere el desconocimiento exacto es el elemento clave que provoca las controversias a cerca de su lugar de nacimiento, aunque según los datos que manejo fue en Poio alrededor de 1430. Pero también es justo decir que en los muros del castillo cuelgan juntos los blasones de Sotomayor y Zúñiga, algo impensable de no tener relación de parentesco entre ambas familias.

El joven Pedro avanza en su formación eclesiástica y es nombrado clérigo, llegando a ser canónigo de la Catedral de Tui. Pero a la Edad de 14 años cambia los libros por la espada y se marcha a Portugal para aprender todo lo que tiene que ver con la navegación y el mundo naútico, no en vano en ese momento el país luso estaba a la vanguardia en este campo (recordemos que su padre a parte de Señor de Sotomayor y Fornelos era también Capitán de Navíos). Tras navegar durante 23 años con Corsarios franceses (Casenove o Coullon) , de haber trabajado para el rey Afonso V de Portugal o para Bartolomé de Perestrelho… vuelve a Galicia.

Pudo ser Arzobispo de Santiago de Compostela u Obispo de Tui, esa era la intención de Enrique IV de Castilla que quería frenar las ínfulas de la Familia Fonseca; pero la historia tenía preparado algo para él. Durante las Guerras Irmandiñas (1467-1469) Tui, ciudad bajo el poder de la Casa Sotomayor, es sitiada por los insurrectos (campesinos, hidalgos y la Santa Hermandad toman la ciudad siendo estos útlimos los que asumen el gobierno para desposeer a los Sotomayor del mismo)  y el heredero legítimo de la casa, Alvar Páez de Sotomayor (casado con María de Ulloa) muere sin dejar descendencia. Éste designa a Pedro Álvarez como su sucesor y tras la recibir la aprobación de su tía Maior de Sotomayor (heredera legítima) y del rey Enrique IV es nombrado, a la edad de 37 años, Señor de Sotomayor y Fornelos (teniendo poder sobre lo que hoy es el Sur de Pontevedra).

Con el apoyo de la Corte Portuguesa, recordemos su relaciones con el Rey de Portugal del que llegó a ser asesor y que incluso éste estaba casado con la noble portuguesa Teresa de Távora, hermana de uno de los personajes más influyentes en dicha corte, Pedro Correia que  a su vez estaba casado con Izeu Perestrelho hija de Bartolomé Perestrelho (Poblador de Madeira y Porto Santo), o de la Casa Fuerte de Sequeiros (Juan de Sequeiros le prestó dinero como se reconoce en una carta de 1476 que se conserva en el archivo Santhomé de Vigo, éste se casaría con su hija María Benavides que recibiría una dote y el Palacio de A Pastora en Vigo),  se planta en plena guerra provisto de arcabuces (algo nunca visto en esos lares) y tras reunir a su vera a los más importantes nobles de Galicia consigue derrotar a los Irmandiños. Aquí comenzará una época de explendor de la Casa del Señor de Sotomayor y Fornelos, Vizconde de Tui y Mariscal de Baiona, es cuando consigue ampliar sus territorios más allá del Miño gracias a los favores realizados a Afonso V de Portugal que lo nombra Conde de Caminha.

Pedro Madruga (había recibido este apodo tras resolver un litigio de lindes con los Sarmiento de una manera ingeniosa, habían acordado salir desde sus respectivos castillos al canto del gallo y cabalgar hasta encontrarse, sería en ese punto donde fijarían el límite de sus posesiones; pero cuando el Sarmiento salió de su casa, Pedro le esperaba en la puerta, a lo que éste le espetó “Madruga, Pedro, Madruga”. También era conocida su afición a cabalgar y a atacar al enemigo muy temprano) era un noble muy beligerante, poderoso, cruel y hábil políticamente hablando. Pero su vinculación con la familia real portuguesa hizo que durante la Guerra de Sucesión Castellana (1476-1479) se tuviese que decantar  por Juana la Beltraneja, esposa de Afonso V, en vez de por el bando de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón.

Madruga es retenido por su antes amigo el Conde de Benavente (con el que había asediado Coruña) tras ser liberado gracias a un intercambio de nobles castellanos presos que el Rey Portugués hace con los de Castilla, sufre los envites de Diego de Muros (obispo de Tui al que capturaría Pedro), de sus vasallos los Montenegro y Valladares (a los cuales mata) y de otras familias nobles como los Sarmiento, Avalle y Pimentel. Pero esto no es nada si lo comparamos con la inquina que le tenía Alonso de Fonseca (que tenía como concubina a la viuda de su hermano Alvar con la cual tuvo un hijo llamado  Alonso que terminaría heredando el arzobispado, algo que hizo ironizar a Fernando el Católico sobre la manera de sucederse familiarmente los arzobispos de Santiago) su enemigo más acérrimo. Todos éstos estaban de parte de los Católicos, como otros nobles gallegos aunque la mayoría se decantaron por la Beltraneja, tras la derrota en la batalla de Toro y ante la situación de indefensión en la que queda ante los nuevos monarcas (quería evitar que le cortasen el gaznate como a su amigo el Mariscal Pardo de Cela), después de ser desposeído de sus posesiones en Castilla, en 1476 huye nuevamente a Portugal a buscar refugio al amparo de sus amigos y del rey portugués.

Todas las posesiones de la Casa Sotomayor serán devueltas a su hijo Álvaro tras la intervención de su mujer, Teresa de Távora, que se separa de éste una vez exiliado y se pasa al bando de la Reina Isabel, seguramente incentivada por unos hechos que veremos más adelante.

El 10 de Enero de 1486, en Portugal, redacta un testamento donde deshereda a su hijo Álvaro, sale rumbo a Castilla para pedir a los reyes perdón y la devolución de sus posesiones. De camino a la Corte queda con su buen amigo y familiar el Duque de Alba (García Álvarez de Toledo) en Alba de Tormes; pero en el monasterio de San Leonardo se volatiliza, nunca aparece su cuerpo, ni su tumba, ni se sabe cómo ni de qué murió, tampoco nadie llegó a reclamar nunca su testamento ni herencia. Extraño ¿verdad?

Coetáneo al Señor de Sotomayor es Cristóbal Colón, otra figura que guarda profundos enigmas en su vida y en su persona, sobre todo en la etapa anterior al descubrimiento de América ya que después si se conservan documentos como los que hay en los Archivos de Indias o en la Casa de Alba.

Al igual que el Conde de Caminha nadie puede aseverar quién fue su madre y cuál es su lugar de nacimiento. A pesar de que son muchos los que reclaman la propiedad patria del Almirante, justificándolo con documentos e historias, resulta harto complicado creer a pies juntillas en las diferentes teorías, ya que todas tienen lagunas.

Vaya por delante que de tanto leer historía he dejado de creer en ella, cada vez estoy más seguro que lo que nos ha llegado no son más que cuentos interesados, generalmente escritos por los vencedores. Después de leer a Carlos Fisas (Historias de la Historia) y a José Luís Vila-San-Juan (Mentiras históricas comúnmente creídas) lo tuve claro, la historia ha sido manipulada constantemente. Cómo voy a creer en la veracidad de papeles si estoy cansado de ver como se han falsificado a lo largo del tiempo (da igual la época que fuese) documentos importantes con el afán de conseguir los objetivos más variopintos.

Casa Colon
Casa Natal de Cristóbal Colón

Por tanto, sin ánimo de ofender a nadie y después de haber estudiado las diferentes teorías existentes sobre el origen de Cristóbal Colón  permitidme que me deje guiar por mi instinto. Tengo claro que la teoría Genovesa no es más que una invención amparada por intereses políticos, de un documento que aparece donde Colón dice que era de origen Genovés (Se ha demostrado que es falso – en Pontevedra había colonías judías y genovesas en el s. XV) ellos sacan una teoría un tanto inverosímil ya que su Christóphoro Colombo tendría 55 años en el momento de su muerte (Colón murió con 70 años más o menos tal y como indica el cura Belnáldez que lo asiste en su defunción), Colón no hablaba “ligur” (lengua que se hablaba en aquella época en Génova) ni Italiano (necesitaba traductor para escribir en este idioma), tampoco podría ser hijo de un lanero (una persona de procedencia humilde jamás hubiese tenido acceso a las principales cortes de Europa ni hubiese gozado de los apoyos que gozó el propio Colón), cuando llega a las Indias no bautiza ningún lugar con nombres propios de Italia, lo más triste es que en Italia más de 20 localidades se pelean por su origen con argumentos de escasa contundencia y rigor. Así, el último dato para desmontar esta tésis es la afirmación categórica de la Reina Isabel I que decía que las Indias fueron descubiertas por personas de sus reinos. La historia es interesada y tal vez la necesidad de Mussolini de encontrar un pasado glorioso para su Italia provocó que se pusiese toda la carne en el asador para defender esta teoría, llegando a falsificar documentos, sobornar funcionarios españoles y enviar misivas, como la encontrada en el legado de un ex miembro de la Academia de Historia Española y que desde la cual la Alcaldía de Génova se dirigía en dicha misiva al embajador de Italia en Madrid, donde le instaba a mantener esta teoría en España y a realizar cuanto fuese necesario para protegerla. En ese momento España estaba sumida en la “dictablanda” de Miguel Primo de Rivera y no era el mejor momento para enfrentarse a sus hermanos fascistas italianos, más bien todo lo contrario, era una buena oportunidad para rendir pleitesía y servidumbre a Mussolini.

Por lo que respecta a la teoría catalana basada en criterios supremacistas y carente de datos objetivos no voy a perder mi tiempo con ella. Una teoría que desprecia a otra basándose en el uso de las terminaciones “m” en vez de “n” deja en evidencia su desconocimiento de que en ese mismo momento temporal en Galicia y Portugal se utilizaba m en vez de n para finalizar las palabras. Por tanto, no compro las mentiras de Menéndez Pidal, ni de otros que hablan de un Colón Mediterráneo, ya que Colón escribía en latín y en castellano con giros  gallego-portugueses, su jerga marinera y estilo de navegación eran propios del Atlántico. Puede ser que los catalanes inventaran la bandera de Estados Unidos, que sean la mejor raza del mundo mundial y el origen de la democracia y el europeísmo, que incluso Dios pueda ser catalán, pero Cristóbal Colón no lo era. Mejor será dejar a éstos que ya hicieron bastante el ridículo con sus pruebas de ADN.

Mi inquietud por saber sobre los orígenes de Colón arranca cuando descubro mis raíces en Cuba, cuando encuentro datos sobre antepasados míos realizando labores para la Corona de Castilla en la propia Isla y militares de la Armada sirviendo hasta el desastre del 98. Ahí es donde me encuentro con los documentos de Celso García de la Riega y su estudio sobre el orígen gallego de Colón (teoría que fue falazmente desacredita en la época por lo intereses anteriormente expuestos). Esta teoría fue desacreditada al acusarlos de haber falsificado la documentación donde apoyaban sus argumentos, años más tarde (1964) la profesora Rodríguez Solano encontró errores en las críticas realizadas a de la Riega y ésto ayudado a que se demostró que los documentos no fueron falsificados, sino que se resaltaron los nombres para que a la hora de imprimir el libro fueran más visibles, terminó por devolver a la vida esta teoría.

Grandes intelectuales españoles han defendido siempre el origen gallego de Colón (Valle-Inclán, Castelao, Unamuno, Pardo Bazán…), la teoría de de la Cerda, en  mi opnión es sólida y no deja lugar a dudas, pero a medida que iba investigando se me planteaban nuevas hipótesis. Hasta que llegó a mi poder el libro de Alfonso Philippot (1976-77) (marino gallego-italiano que tuvo a acceso a un libro que perteneció a su abuela, María Vagliani, “Relaciones y cartas de Cristóbal Colón” con una breve dedicatoria Don Casto Sampedro, Redondelano Fundador del Museo Arqueológico de Pontevedra, ese fue el caldo de cultivo para su teoría) desarrollando más la teoría del Sr. de la Riega hasta llevarla al punto de confirmar la base del Colón gallego y afirmando que Cristóbal  y Pedro Álvarez de Sotomayor son la misma persona.

Tengo que confesar que en un principio fui escéptico, porque más tarde encontré alguna documentación que podría refutar partes de la misma, o en algún caso porque su argumento de Constancia Gonçalvez de Colón carece de documentos que la apoyen (se basa en un supuesto documento perdido sobre la herencia de tres miembros de la familia Colón de Poio). Pero como ya os dije, cada vez le doy menos importancia a los papelotes y me centro más en los hechos históricos. Así que, contando con los datos aportados por el biógrafo de Pedro Madruga (Vasco de Aponte, genealogista gallego), después de la contradictoria biografía de Colón que hizo su hijo Hernando, tras haber leído a Frei Bartolomé de las Casas y haber analizado los diferentes  hechos de sus vidas os dejo mis conclusiones.

Conociendo los procederes de Pedro Madruga, muy dado a tribulaciones y estrategias, no es de extrañar que utilizara varias personalidades; es decir, que se hiciese pasar por diferentes personas dependiendo de su interés. En este caso, tras haber perdido en la Batalla de Toro huye a Portugal y para mantenerse a salvo recupera su nombre antes de ser reconocido como Fernán Yáñez de Sotomayor, Cristóbal Pedro Colón.

Casa da crus

Quizá la clave esté en situar el nacimiento de ambos en el mismo lugar, en Poio, entorno al 1430. Pontevedra en el s. XV era importante puerto de comercio de la fachada Atlántica de Europa y competía con el de Lisboa por la hegemonía comercial. Los asentamientos de familias judías y de origen genovés eran importantes por la pujanza económica de la villa. Lo cierto es que Pontevedra es el único lugar de todos los que se erigen como patria del Almirante donde podemos encontrar el apellido Colón como tal. Han aparecido en Pontevedra documentos (verificados por la Policía Científica) que prueban la existencia de una familia de navegantes llamada Colón (Cristóbal dejó escrito que sus descendientes serían conocidos como “Los de Colón”, no puso nada acerca de los de “Colombo”), de hecho hay nombres en los registros que así dejan constancia: Blanca Colón, Juan Colón, Bartolomé Colón, Domingo de Colón el Viejo, Domingo de Colón el Mozo… Esta familia estaba emparentada con los Soutelo, curiosamente Esteban de Soutelo fue el educador del bastardo Pedro de Sotomayor, algo que no hubiera tenido sentido si no tenemos en cuenta que en la época, siguiendo las leyes, sólo podrían actuar de esta manera las personas que tuvieran parentesco directo en el caso de que su madre estuviera casada de nuevo. Por tanto, Fray Esteban de Soutelo, emparentano con la familia Colón presta formación al descendiente de los Sotomayor con los cuales no estaba emparentado; de ahí, la justificación de que Constanza Gonçalvez de Zúñiga fuese en realidad Colón, algo que no se puede demostrar desde la documentación.

Lo que si queda demostrado es que la casa donde se apunta a que nació Cristobal Colón, en Porto Santo, Poio, A Casa da Crus, tiene a  su carón un cruceiro con una inscripción donde aparece el nombre de Juan Colón y unas aspas que indican su actividad corsaria, algo que es atribuido a las personas que formaban parte de esta estirpe. También se han encontrado referencias escritas a los Colón en un retablo de la iglesia de Santa María en Pontevedra. No en vano Cristóbal aduce que su familia tiene arraigo y tradición marina, el mismo caso se produce en su variante Sotomayor, como dije anteriormente Fernán Yáñez de Sotomayor era Capitán y poseía una flota propia con base en Pontevedra. Curiosamente esta casa, según escrituras de compraventa, fue adquirida y vendida por descendientes de los Sotomayor. El dato definitivo para que quede clara la vinculación de Colón con Poio y Porto Santo es que en dicho lugar, cerca de la Casa da Cruz, existe una propiedad (finca La Puntada) que fue heredada por el Duque de Veragua y vendida por éste (S XV-XVI), descendiente directo y poseedor de todos los títulos y reconocimientos de Cristóbal Colón. También tuvieron otra, la Andurique, de la que eran vecinos los Sotomayor. Un documento de 1562 rebela que un Sotomayor era administrador en esa fecha del Ducado de Veragua. Hay un historiador portugués llamado Danilo Antonio de Lemos que cuenta que un Colón y un Sotomayor se convierten en cuñados después del Descubrimiento. También hay constancia de emparentamientos entre la Casa de Alba y la familia Colón.

Cristóbal Colón y Pedro Álvarez viven vidas cruzadas, como la canción de Quique González. En primer lugar la llegada a Portugal de Cristóbal (aparece tras haber naufragado su barco) se produce en las mismas fechas que la llegada del exiliado Pedro Madruga tras perder en la Guerra de Sucesión, por tanto, induce a pensar que éste se cambió el nombre para pasar desapercibido. Ambos argumentaban la misma experiencia marina tras haber navegado 23 años con Corsarios Franceses (coinciden con los mismos personajes Duque de Anjou y Casenove -Coullon-), además argumentan venir de consolidada estirpe marina (Colón dice que es el quinto Almirante de su familia, de ahí las cuatro anclas del blasón que le fue concedido por los Reyes Católicos, algo que comparte con Pedro al ser descendiente de cuatro: Alonso Jofre Tenorio, Paio Gómez Chariño, Alvar Páez de Sotomayor y Diego Furtado de Mendoza).

Otro dato interesante en esta labor de vinculación es que Colón vivió durante su estancia en Portugal con la familia de Pedro Madruga, llegando a casarse con un una prima de la mujer de éste, Felipa de Moniz Perestrelho, hija de Bartolomé de Perestrelho poblador de Madeira, para el cual Madruga había navegado; uniendo así los lazos y consiguiendo una mayor vinculación entre ambas figuras al convertirse teóricamente en primos políticos. Será entonces cuando en Porto Santo, Madeira (coincidencia con su lugar de nacimiento) traza Colón el plan para llegar a las Indias. La boda de Colón coincide con la separación entre Teresa de Távora y el Conde de Caminha, seguramente enrabietada por el enlace con su prima toma la decisión de tomar partido por  Isabel I y con el afán de velar por los intereses de su hijo Álvaro que estaba al amparo de los reyes.

El año de regreso a España es el mismo, los dos regresan en 1486, ambos van a ver a los Católicos; el uno pidiendo perdón para recuperar sus posesiones, el otro en la búsqueda de financiación para realizar su viaje a las Indias (algo que ya había intentado con Portugueses, Ingleses y Franceses con nulo resultado). Lo poético de la situación es que dos hombres con edad similar, la misma experiencia marinera y con contactos y relaciones similares se entrevisten el mismo día con los Reyes Católicos, la paradoja se produce cuando uno de ellos (Pedro Álvarez) desaparece de la faz de la tierra sin dejar rastro alguno. Pero lo extraño es que fechados en 1506 aparecen  100 documentos de pleitos y reclamaciones de deudas que lo tratan como vivo.

Otra de las coincidencias que dejan evidencia de esto que se pretende es que a lo largo de sus vidas comparten amigos; los apoyos de Colón son los mismos que tuvo Pedro, tanto en Portugal (Afonso V, Pedro Correia, Bartolomé Perestrelho…) como en España (Diego de Deza, Cardenal Mendoza y Duque de Alba). Pero también comparten enemigos, si para Pedro de Sotomayor Alonso de Fonseca (reconocido Isabelino) fue su azote, para Colón su rival fue otro Fonseca, Juan Rodríguez de Fonseca, miembro del Consejo de los Reyes Católicos y organizador de la política colonial en Indias.

Los paralelismo entre ambos son continuos, resulta un tanto curioso que Colón y sus hijos fueran protectores de los de Pedro y tuviesen entre ellos relaciones fraternales; pero mucho más llamativo es el hecho de que en una carta dirigida a su hijo Diego, hijo de Felipa Moniz (1 de Diciembre de 1504) le pide que cuide de sus otros 10 hermanos (9 con Teresa de Távora y 1 con Beatríz Enríquez). Lo cierto es que coinciden en número de hijos y en sus nombres. Cristóbal de Sotomayor recibe el Gobierno de Puerto Rico y funda allí Sotomayor.

En el libro de Lidia Mariño, La Verdad del Bufón, se hace referencia a un hecho que resulta muy interesante.   Francesillo de Zúñiga, bufón de la Corte, hace trova y burla con diciendo que Diego de Sotomayor era el hijo bastardo de Colón por su enorme parecido con éste. El alcalde de Sotomayor (Puerto Rico) llama al hijo de Pedro Madruga por el nombre de Cristóbal Colón de Sotomayor. Pero esto no es todo, el confesor de los Reyes Católicos, Lucio Marino Siculo, escribió un libro sobre “la gesta del descubrimiento” en el que nombra a Colón como Don Pedro Colón, hecho que la Academia de la Historia ha confirmado. También está clara la fenomenal relación que Hernando Colón y Cristóbal Sotomayor tuvieron, llegando a echar raíces en Pontevedra. En la época de Carlos V se afirma que el Hijo de Pedro de Sotomayor era hijo de Colón.

Ha quedado claro que sin la ayuda de los Sotomayor en Castilla, Colón, nunca hubiera conseguido los fondos ni los apoyos necesarios para realizar su viaje (como le pasó en su intento con Juan II de Portugal). Diego de Deza, el Cardenal Mendoza y el Duque de Alba fueron claves en su intermediación con los Reyes Católicos. Pero no menos clave fueron otros descendientes de la Casa Sotomayor, como los de Paio Gómez Chariño (Señores de Palos y Moguer, título concedido por haber ayudado a rendir Sevilla) que mantenían estrechas relaciones con los Pinzones que a la postre serían financiadores y capitanes de la expedición (uno de los ellos portaba el apellido Yáñez que está unido a los Sotomayor y que le fue puesto en su bautizo por intermediación de su padrino). De todo esto se desprende lógica la salida del Puerto de Palos ya que era un feudo de los Soutomaior.

Hay dos sucesos más que pueden ser bastante reveladores para esta teoría, Colón muere en Valladolid con aproximadamente 70 años, Pedro Madruga tendría unos 74, por tanto son de la misma edad; pero el giro más valleinclanesco lo provoca el hecho de que Colón es enterrado en una Capilla propiedad de la familia de Luis de la Cerda (descendientes del rey Alfonso X y familiares de los Soutomaior), junto a los restos de Fernán Eanes de Sotomayor (Padre de Pedro Madruga) y bajo la autorización de Francisco y Francisca de la Cerda (Primos de Pedro de Sotomayor). Pero los restos de Colón son llevados años más tarde a la Cartuja (Sevilla) y adivinad dónde vuelven a recibir sepultura, pues en una capilla de unos familiares de los Sotomayor.

Colón emprende viaje capitaneando la Nao Santa María, conocida originariamente como “la Gallega”, fabricada en unos astilleros sitos frente a Poio en la ciudad de Pontevedra, era propiedad de Xoan da Coxa (Juan de la Cosa, era de Santa María de Pontevedra, no del puerto de Santa María de Cádiz) que era uno de los muchos mercaderes que tenían el puerto de Pontevedra como base de operaciones con el Cantábrico y Sur de la Península. Llamativo su denominación: Santa María (Iglesia Mayor de Pontevedra donde aparece en su retablo el nombre de Colón) y la composición de su tripulación netamente gallega, amén de su maestre que era Xoan da Coxa.

El primer lugar en recibir la información del descubrimiento del Nuevo Mundo fue Baiona, seguramente un criterio de navegación les decantó por ese sitio, pero resulta muy llamativo el hecho de que Pedro Madruga había sido Mariscal de Castilla en dicha villa. Por el contrario Colón, argumentando que una tormenta lo desvió de la Pinta, atraca en Lisboa donde se entrevista con el Camarero Mayor del Rey Juan II de Portugal, Pedro de Noronha, curiosamente sobrino de Pedro Álvarez de Sotomayor.

escudo de colon
Escudo de Colón

El parecido físico entre Colón y Pedro es innegable pero lo más sangrante es la coincidencia existente entre los escudos de Puerto Rico y Poio, ahí no hay lugar a dudas.

En el lenguaje utilizado en los escritos de Colón se deja ver la utilización de una jerga marinera propia del Atlántico, lenguaje propio de alguien que ha tenido estudios, castellano y latín con giros galaico-portugueses; se han encontrado más de 500 palabras propias de gallego medieval en sus escritos. Pero una de las cosas que más me convence de esta tésis es el uso de topónimos de las Rías Baixas para designar a los lugares conquistados. Así, con motivo de su centenario, el Faro de Vigo en 1953 publicaba un listado con algunos de ellos “1-Boca da Serpe (Isla Trinidad) Porto Santo-Pontevedra 2-Boca de las Calaveras (Cuba) (boca norte de la Ría de Vigo-Pontevedra) 3-Cabo de Campana (Cuba) (Isla norte de Cíes-Pontevedra) 4-Cabo del Pico (Cuba) (Desembocadura del Miño-Pontevedra) 5-Cabo Cabrán (Rep. Dominicana) (A Guía-Pontevedra) 6-Cabo Casa da Crus (Isla Trinidad) (Casa natal en Porto Santo-Pontevedra) 7-Cabo de la Galera (Isla Trinidad) (Ría de Pontevedra) 8-Cabo San Telmo (Isla Española) (Patrona de Tui-Pontevedra) 9-Isla de Gracia (Venezuela) (Ría de Pontevedra) 10-Isla Cabra (Rep. Dominicana) (Ría de Arousa-Pontevedra) 11-Isla de Ratas (Haití) (Ría de Arousa-Pontevedra) 12-Mar de Santo Tomé (Haití) (Cambados-Pontevedra) 13-Porto Santo (Cuba) (Poio-Pontevedra) 14-Puerto del Sol (Cuba) (Isla de Onza-Pontevedra) 15-Punta Aguda (Isla Tortuga) (Bueu – Pontevedra) 16-Punta del Cabo (Cuba) (Cesantes-Pontevedra) 17-Punta do Ferro (Rep. Dominicana) (Ría de Pontevedra) 18-Punta Lagoa (Bahamas) (Ría de Vigo-Pontevedra) 19-Punta Lanzada (Haití) (Ría norte de Pontevedra) 20-Punta Moa (Cuba) (Punta Moa – Pontevedra) 21-Punta Tolete (Venezuela) (“Tolete”, Almirante de La Moureira-Pontevedra) 22-Ría del Sol (Cuba)(Isla Onza – Pontevedra) 23-San Salvador (Bahamas) (San Salvador, Patrón de Poio-Pontevedra) 24-Sta. Ma. De la Concepción (Islas Lucayas)(Co Patrona de Poio-Pontevedra) 25-Sta. Ma. La Antigua (Isla Antigua) (Iglesia de Pontevedra) 26-Caimbao (Isla Española) (Cambados-Ria de Arousa) 27-Mar de Nuestra Señora (Cuba) (Ria de Pontevedra) 28-Peña de los Enamorados (Cuba) (Villasobroso-Pontevedra) 29-Punta de las Canas (Isla Española) (Beluso-Ria de Arousa) 30-Puerto Grande (Isla Española) (Isla de Arousa) 31-Puerto del Príncipe (Cuba) (Islas Cies) 32-Rio del Sol (Cuba) Isla Onza (Ria de Pontevedra) 33-Rio de las Canas (Isla Española) (Beluso-Ria de Arousa) 34-Santa Lucia (Cuba) (Santa Lucia de Simieira-Pontevedra)…” Hoy se sabe que fueron hasta 200 los topónimos empleados y colocados por su respectivo orden de situación en las Rías de Vigo, Arousa y Pontevedra (coincidentes con los dominios de los Sotomayor). También es relevante el hecho de que al río más grande descubierto lo bautizase como río Minho. Entre todos estos datos destaca que la primera Isla recibiese el nombre de San Salvador (posiblemente en homenaje a San Salvador de Poio) y que se encuentre también otro Porto Santo o Casa da Crus en ese lugar. El único día festivo que celebraron a su llegada al Nuevo Mundo fue el 18 de diciembre de 1492, coincidiendo con la festividad de Virgen de la O de Pontevedra, con salves y engalanando el lugar.

Tras un peritaje caligráfico realizado por 80 expertos, todos llegan a la misma conclusión, Cristóbal Colón y Pedro Madruga son la misma persona.

El origen plebeyo de Colón era otra de las cosas que nunca tuvieron sentido, ya que en aquellos tiempos a un simple mercader o corsario le hubiera resultado inviable acercarse a una casa real. Además, tanto Hernando como Bartolomé de las Casas dejaron clara la procedencia noble de Colón. Sino cómo se entendería que antes de iniciar su viaje fuese nombrado Almirante y Vierrey (lo dejo para mi reflexión final).

Cristóbal Colón en su viaje se comportó como un tirano, algo que siguió produciéndose al llegar a los nuevos territorios y de lo que documentos de la época dejan constancia. Y es aquí donde encontramos un punto de encuentro en la forma de castigar de uno y otro,  empleando los mismos castigos y misma dureza practicada anteriormente en Galicia (persecuciones con perros caníbales)

Una anécdota simpática puede ser que los dos criados que acompañan a Colón  a España son bautizados con los nombres de Cristóbal y Pedro, lo cual nos da un indicio más del juego que parecía traerse el Almirante.

Si todos estos datos no resultan suficientes, gracias a Philippot, se consiguió descifrar el enigma del autógrafo de Colón (los de la  teoría Catalana dieron una pero que resulta descabellada) el árbol genealógico de Pedro Álvarez imitando una forma de casa y dejando claro que es Cristóbal el hijo de Fernán Eanes de Sotomayor. Como si quisiese jugar todo el tiempo con su identidad para dejarnos claro que es descendiente de la Casa Sotomayor.

Firma Colón
Firma de Colón/Pedro Madruga

Queda patente que Pedro de Sotomayor jugó con su identidad, que su intento frustrado por recuperar (cómo iban a explicar los Reyes la restitución patrimonial a un enemigo durante la Guerra Sucesoria frente a los nobles gallegos que les habían apoyado) sus posesiones solo le dejó un camino, ofrecer a los Reyes Católicos sus profundos conocimientos y secretos de navegación portuguesa. A cambio éstos le prometieron financiar su viaje y olvidar los agravios que en el pasado le pudiese haber causado el más terrible de los enemigos. Su otra identidad le permitió quitarse la etiqueta de noble gallego, que era algo funesto en esta época debido al apoyo a Juana de Portugal por parte de la nobleza gallega. Amén de que los Católicos hicieron pagar al antiguo Reino de Galicia muy caro su apoyo (cortar olivos, represalias…).

Mientras, el pobre Cristóbal Pedro estuvo aguardando durante 8 años en un monasterio (algo que ya sucediera en su juventud) a la capitulación de Granada para poder llevar a cabo su empresa.

La firma de las Capitulaciones de Santa Fe es la firma de unas cláusulas leoninas por parte de unos reyes en su perjuicio, quizá como compensación a los secretos revelados, quizá como compensación a todo lo que le arrebataron. Pero lo que si tengo claro es que no se las iban a firmar a un plebeyo y mucho menos hacer los nombramientos de Virrey y Almirante antes del viaje.

Por ello, el interés en ocultar su origen y adoptar el papel de un personaje nuevo fue una más de las complejas maniobras tejidas por la corte Católica, que ávida de construir su reino y de comenzar una etapa gloriosa fue capaz de todo lo posible, hasta de aliarse con su peor enemigo. Aunque en aquella época todos en la Corte sabían la verdad, la historia se fue tapando y a medida que España fue entrando en desgracia  se perdió por completo.

Las Cíes, los Ovnis y otras puestas de Sol.

La pasada semana presentaba en le Museo do Mar (me encanta ver las puestas de Sol desde allí) su nuevo trabajo el gran “poeta urbano” Nico Pastoriza, PYME, un viaje entre lo “paranormal y lo municipal” en palabras de su propio autor. Su primer sencillo cuenta con la colaboración de Iván Ferreiro (ver post anterior por favor)Ovnis entre Cíes y Nigrán“, una historia entre la psicodelia y lo paranormal, ha removido recuerdos de mi juventud. Una noche en el camping de Ladeira, mientras hacíamos una hoguera y maltratábamos una guitarra, uno de mis amigos nos descurbió  la existencia de una base secreta alienígena en las Islas Cíes. Creo que Nico e Iván no fueron los únicos que vieron los ovnis entre Cíes y Nigrán porque esa historia forma parte del imaginario social de todos los que tenemos entre 40 y 50 y crecimos por la zona.

Las Cíes, ese pedazo de cielo caido sobre el mar para el disfrute del ser humano, paraiso terrenal, paraje natural, Parque Nacional y a ver si algún día es Patrimonio de la Humanidad, algo que el Concello de Vigo lleva peleando desde el 2013.

islas-cies-aerea
Vista Aérea de Cíes

Tres Islas (Norte o Monteagudo, Del Medio o Faro y Sur o San Martiño), los puntos más altos en su paso por la Ría de Vigo de una cadena montañosa que cruzaba la fachada atlántica del Sur de Galicia (desde Santa Tegra hasta el Barbanza) y que por un fenómeno de depresiones originó este maravilloso paraje.

Los primeros restos aqueológicos datan del 3500 A.C. pero realmente el primer asentamiento del que se tiene constancia es de un castro de la Edad de Hierro y de otro posterior de la Edad de Bronce. Los romanos también estuvieron presentes en las Islas (restos arqueológicos y escritos de Estrabón, Plinio o Deodoro lo demuestran), hasta tal punto que hay una historia que relató Dion Casio donde cuenta que Julio César después de una batalla en A Serra da Estrela  (allí hay uno de los mejores quesos que he probado) en su lucha contra los Herminios, en Portugal, persiguió hasta las Cíes a los guerreros que escapando  de los romanos se refugiaron allí; cuenta la leyenda que en la misma Playa de Rodas, Julio César, asumió la frustración de no conseguir la victoria en el acto y no tuvo más opción que vencer por asedio.

Durante la Edad Media fue “ciudad de vacaciones” de diferentes órdenes reliogiosas; así se establecieron en ellas: Benedictinos, Franciscanos y la Orden de Cluny. Prueba de ello son los dos monasterios (Santo Estevo y San Martiño) que hay y los restos de una antigua fábrica de salazón (lugar que ocupa el restaurante). La inestabilidad provocada por los piratas (turcos y normandos) y las armadas invasoras, mención especial merece la inglesa con Francis Drake al frente, provocaban las idas y venidas de estos moradores. Hasta que en el s. XVIII quedan despobladas.

Sería en el s. XIX cuando gentes provinientes de O Morrazo volverían a poblar las islas realizando tareas de pesca, agricultura y ganadería. Es a mediados de este siglo cuando se construye el Faro en la Isla del Medio y esta adquiere su nombre. Un siglo después, en la década de los 60, vuelven a quedar deshabitadas…

Bueno, esto no es realmente así, porque hay un camping, un restaurante y algunas casas privadas que son ocupadas en la época estival o durante las vacaciones.

Faro Islas Cies
Vista del Faro

Hablar del camping es volver otra vez a mi juventud, a esos días de verano con mi pandilla, donde lo pasábamos de lujo sin dinero ni comodidades: sólo el mar, la playa, la naturaleza, un balón de fútbol, bocadillos, un saco de dormir, alguna hoguera y un pack de cervezas.  Recuerdo las historias de naufragios que contaba Serafín (última persona que nació en Cíes) y a la que, en mis delirios de los 17,  le hacía la broma de que cuando repoblase yo la Isla iba a quitarle el título. Recuerdo estar en el Sanxenxo (Pub de la Zona de Vinos de Vigo) y escuchar el tema de Siniestro “matar hippies en las Cíes”. Recuerdo, ya trabajando en el sector turístico-hostelero, conversaciones con Emilio sobre anécdotas de visitantes. Recuerdo tantas noches, tantas cosas…

Es un paraiso de 434 hectáreas. Sus playas, principalmente la de Rodas (1200 metros) que fue elgida por The Guardian en el 2007 como la mejor playa del mundo y en el 2017 la mejor playa de España según los usuarios de la página de Antena 3, pero también sus otros arenales gozan de una belleza y pureza excepcional: Areíña, Bolos, Cantareira, Figueiras (la de los alemanes para los nudistas), Margaridas, Muxieiro y Nuestra Señora. La riqueza de sus fondos marinos, con sus restos arqueológicos y un ecosistema privilegiado (aunque ha sufrido numerosos ataques de la mano del hombre, de especies invasoras y de naufragios como el del Prestige) su flora y su fauna lo convierten en unos de los más ricos de Galicia, haciendo la delicia de los submarinistas que tienen a bien practicar la inmersión en sus aguas. La belleza de sus parajes, su laguna,  los caminos, los accidentes geológicos, las especies  autóctonas de bosques y matorrales, las aves que habitan en esta zona protegida y las vistas hacen el cóctel perfecto que convierte a este lugar en un destino turístico irrepetible.

praia de rodas
Playa de Rodas

Hay cuatro rutas de senderismo en las Islas: Ruta del Faro de Cíes, Ruta del Faro da Porta, Ruta del Alto del Principe y Ruta del Faro do Peito; perfectamente señalizadas y adecuadas para no intervenir en los espacios de reserva. Muy recomendable visitar los acantilados, las furnas, aunque ahora no se puede acceder a ellas como hacíamos antes pero si se puede observar toda la belleza del atlántico en estado puro.

Para llegar a las Islas tienes diferentes navieras con servicio de ferry desde Vigo, Baiona y Cangas (Piratas de Nabia y Mar de Ons); un consejo se precavido y madrugador ya corres que el riesgo de quedarte en tierra. Si tienes barco propio y quieres arribar en las islas te deseo suerte para conseguir permiso, para lo cual deberás dirigirte al Parque Nacional de las Illas Atlánticas.

Las Cíes son la barrera natural que protege la entrada de la preciosa Ría de Vigo. Protagonizan  con magestuosidad la puesta de Sol más bonita del mundo; porque tanto da si la ves desde Vigo, A Madroa, Trasmañó, O Banco de Cedeira, Baiona, Nigrán, Moaña, Rande, A Peneda, Cesantes, Cangas o A Costa da Vela, porque siempre es un espectáculo ver morir el Sol y las Cíes arder bajo un cielo rojo.

Son Parque Natural desde 1980 y forman parte del Parque Nacional de las  Illas Atlánticas desde el 2002. Pertenecen Administrativamente a Vigo, pero eclesiásticamente dependen de Cangas.

 

Xenera, presumiendo de galleguidad.

Hace unos años hablar de marketing en Galicia era cosa de locos, pocos eran los que entendían las dimensiones que comprende, muy pocos los que apostaban en sus empresas por disponer de profesionales de esta disciplina y menos todavía los que tenían un plan de marketing bien definido y elaborado.

Afotunadamente, los profesionales del marketing que existía en la prehistoria del marketing en este “finis terrae”, han ido cobrando importancia y protagonismo dentro de las estructuras de las empresas, se han alineado con las direcciones comerciales para lograr aumentar las ventas, conocer mejor a los clientes,  analizar a la competencia, proporcionar herramientas al departamento comercial, identificar necesidades y crear productos para satisfacerlas, fortalecer las imagen de marca de las empresas y posicionarlas.

logo-markea-1024x550
Logotipo de la Asociación Galega de Marketing

Gran parte de este creciente éxito se debe a que han surgido elementos aceleradores como la Asociación Galega de Marketing (MARKEA), que bajo la presidencia de mi amigo José Luís Reza, ha conseguido impulsar y visibilizar a este colectivo dentro de nuestra Comunidad y proyectar el valor de dichos profesionales más allá del “telón del grelo”.

Las empresas cada vez están más preocupadas por la imagen que proyectan, por ser más creativos, por logar un posicionamiento diferenciador en el mercado donde compiten. Ese es el caso de la empresa que nos ocupa hoy: Xenera Compañía Eléctrica.

Después de 120 años de historia, aquel proyecto que nació en Tui impulsado por dos abogados y con el objetivo de llevar luz desde su central hidroeléctrica a hasta la ciudad para iluminar las vidas, en primera instancia de las clases pudientes, después para democratizar su distribución al resto de la población. Hoy en día, la compañía cuenta con centrales hidroeléctricas, fotovoltaícas y eólicas; siendo distribuidor de energía a nivel Español.

xenera vigo
Nueva Sede de la Compañía en Vigo

Han realizado un cambio de imagen notable y cuidado, con una nueva sede en un edificio emblemático de la ciudad de Vigo, sin renunciar a sus orígenes y promoviendo un sentimiento de Galleguidad en su estrategia de comunicación para Galicia a través de la marca A Vaquiña. Realmente, su campaña de publicidad fué lo primero que me llamó la atención, un intento de recuperar la esencia de la simple sabiduría de la gente de la aldea (la abuela de toda la vida que da consejos y que parece que lo dice enfadada) un poco al estilo de la abuela de la fabada. Con un clame bien definido y reconocido por todos los que somos gallegos “amiguiños si, pero a vaquiña polo que vale”, dejando claro que si contratas con ellos la luz te va a salir más barata porque ellos cobran lo justo.

Si no lo habéis visto os recomiendo ver el spot, a mi me recuerda mucho a mi abuela parterna cuando nos daba consejos cabreada “ide a xogar pero non molledes os pes”, menos mal que sabíamos que nos lo decía por nuestro bien aunque parecía que nos iba a pegar antes de mojar los pies.

1-AÑO-DE-LUZ-GRATIS-DE-XENERA-COMPAÑA-ELECTRICA
Campaña e imagen de marca de la Compañía

Reconozco que a mi me han ganado como cliente, después de haber probado el servicio de atención al cliente (con teléfono gratuito) he de deciros que es muy buena la atención en todo momento, realizada por profesionales de aquí. Comercialmente no hay queja, me hicieron un estudio de ahorro energético y curiosamente es la primera vez que me cambio de compañía y termino pagando menos en la factura (cumplen con lo que prometen comercialmente).

Así da gusto, ver como empresas tan veteranas gozan de buena salud, se renuevan y apuestan por estrategias diferenciadoras, enarbolando la bandera de Galicia para luchar en un mercado donde las grandes eléctricas se reparten la tarta.

Felicidades por escoger la imagen de una vaca como apellido para vuestro logotipo, un icono de la economía familiar rural, de las cosas más importantes que podía poseer una familia en las épocas de autosubsistencia, de ahí lo de “la vaca por lo que vale” y para personas como mi abuela la vaca valía para alimentar a doce hijos.

Si queréis más info entrad en http://www.avaquiña.com y http://www.xenera.com en ambas webs está todo muy claro, buena información, es accesible y con un diseño muy cuidado.

Illa de Medal, un lugar para crear.

De todos los lugares maravillosos que nos podemos encontrar en el trayecto entre Redondela y Pontevedra, en el transcurso de la N 550, hay un lugar donde confluyen una serie de elementos que consiguen atraer mi atención. En apenas 250 metros podemos encontrarnos (en sentido Pontevedra) a la mano derecha: el río Vergudo, el puente de Pontesampaio, el nuevo puente del tren Vigo-Pontevedra y el antiguo (hoy sin uso), el Toro de Osborne y la Illa de Medal (también llamada Insuiña). A mano izquierda podemos contemplar: la desembocadura del río Verdugo, la ensenada de Arcade, la antigua fábrica de A Pontesa y las Islas Salvadosas. Y como colofón a nuestra espalda tenemos el Monte de A Peneda y a pocos metros más adelante la desembocadura del río Ulló (un espactacular lugar para pescar y con una ruta de molinos muy interesante) y el espacio natural de las Salinas do Ulló.

Casi nada… ¿verdad?

No sé como, pero intentaré relacionar todo para intentar seducir vuestra curiosidad y despertaros las ganas de venir a verlo.

En realidad este mágico espacio se encuentra en la encrucijada de tres Concellos y tres Localidades (Soutomaior-Arcade, Pontevedra-Pontesampaio y Vilaboa-Paredes) lo que todavía lo dota de un mayor encanto.

Pontesampaio es una localidad que pertenece al Concello de Pontevedra y que es conocida, fundamentalmente, por ser el lugar donde se libró una batalla la última batalla, en Galicia, de la Guerra de Independencia contra el ejército de Napoleón. En dicha batalla el pueblo gallego, apoyado por los ingleses, consiguió expulsar a los invasores franceses. Así, los héroes de Pontesampaio, impidieron el avance de las tropas francesas y acabaron con el trabajo empezado dos meses antes en la ciudad de Vigo. En Pontevedra hay un monumento dedicado a dicha azaña y en el Puente que da nombre a la población hay una placa conmemorativa.

Como su nombre indica, Pontesampaio, tiene un expectacular puente de diez arcos que une las dos orillas del Verdugo, aunque en su origen es romano, la constucción actual es de la Edad Media; merece mucho la pena visitarlo, algo que hacen los peregrinos que van a Santiago a través de la ruta del Camino Portugués y del Portugués de la Costa. Como véis, la concentración de elementos de atracción es muy grande; amén de que también podéis visitar la playa fluvial, algún cruceiro y la iglesia de Santamaría de Pontesampaio.

Por cierto, como nieto de gaiteiro que soy, os recomiento escuchar la Muñeira de Pontesampaio, según cuenta la leyenda esta pieza fue tocada durante la lucha contra los franceses.

vista puente
Vista del Puente de Pontesampaio desde la Illa de Medal

Dejemos Pontesampaio atrás, dejemos el camino de Santiago a nuestra derecha y tomemos un desvio en el centro del pueblo (a mano izquierda) para dirigirnos a nuestro objetivo: conocer la Illa de Medal.

La Insuiña es un pequeño islote donde confluyen las mareas de la desembocadura del río Verdugo y la ría de Vigo, con apenas 3810 metros cuadrados, se convierte en un mirador espectacular desde el que podemos disfrutar del mar, del río, de la flora, la fauna y de construcciones singulares. Se llama Illa de Medal porque hasta el año 2007 perteneció a la familia del genial artista Antonio Medal Carrera, el cual la describió, haciendo alusión a su tamaño, como “pequeniña, pero miña”.

entrada isla
Entrada a la Illa de Medal ou Insuíña

Antonio Medal tuvo una vida entre dos puentes, ya que nació en 1902 en Ponteareas y murió en 1985 en Arcade. Fue un pintor, desconocido para la mayor parte del público, pero que tuvo una importante y creativa carrera,  gran retratista (llegando a retratar a Alfonso XII) aunque también ejerció de director artístico de la fábrica de loza Pontesa (todavía se conserva la interesante construcción fabril a escasos metros de la Isla) que pertenecía al Grupo de Empresas Álvarez (Santa Clara) donde su creatividad quedó patente en los vanguardistas diseños que salían de su fábica. Entre sus grandes amigos se encontraba el genial arquitecto Antonio Palacios con el cual compartía veranos y seguramente muchas conversaciones.

La isla, más bién península gracias al puente que la une y la poca profundidad, era para él un refugio, un  lugar de encuentro y reunión con ilustres artistas de la época: Castelao, Asorey, Valle-Inclán, Ramón Cabanillas o Manuel Quiroga. Así, su perímetro amurallado, sus árboles, su hórreo, su singular palomar y el magnífico cenador-mirador han sido testigos mudos de miles de interesantes tertulias que se han quedado impresas para siempre en la piedra, la naturaleza y en el mar.  Para escucharlas debemos de permanercer allí sentados, en silencio y con nuestros sentidos en receptividad máxima.

IMG_0526
Cenador-Mirador donde tenían lugar los encuentros de intelectuales

Afortunadamente, desde el 2007 es un espacio público, recuperado para que todos podamos disfrutar de las vistas, de la paz que se respira, de la fauna que mora en la ensenada, del sonido del mar, del olor a sal, de las caricias del viento… Yo que soy aprendiz de poeta suelo visitar este lugar para escribir, para crear, para soñar…

IMG_0552
Imagen tomada desde la Isla de Medal que inspiró el poema “Naufragio Controlado”

 

 

A %d blogueros les gusta esto: